La diputada denuncia, en la víspera del Día del Medio Ambiente, la falta de compromiso del Gobierno asturiano frente a la contaminación

Lorena Gil ha lamentado hoy, en la víspera del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebrará mañana en todo el planeta, la dejadez de funciones del Gobierno asturiano frente al problema de contaminación atmosférica que padece nuestra comunidad autónoma. La diputada del Grupo Parlamentario de Podemos Asturies ha señalado que «nos preocupa que a Javier Fernández le tiemble la mano a la hora de hacer cumplir siquiera la legislación vigente en materia medioambiental, que por otro lado ya se ha quedado obsoleta, desgraciadamente».

La parlamentaria del partido morado constata que «Javier Fernández sólo se muestra agresivo en el Parlamento. Lo que debería preocuparle realmente no son los problemas internos de su Gobierno, sino la contaminación, con la que se están beneficiando económicamente unas pocas empresas que no apuestan por renovar sus equipamientos ni tampoco parecen dispuestas a acatar la normativa en materia medioambiental».

Frente a esa realidad, «las propuestas de innovación de Podemos Asturies no sólo aumentarían la competitividad de nuestra comunidad autónoma, la más baja en el Estado, sino que también garantizarían el respeto al medio ambiente y a la calidad de vida que merecen y al que tienen derecho las asturianas y asturianos. Apostamos por un cambio en nuestro modelo productivo, y por el desarrollo de una economía sostenible y de las energías renovables». Se ha mostrado preocupada por el nombramiento como nuevo consejero de Empleo, Industria y Turismo de Isaac Pola, «un partidario del ‘fracking’. Es una muy mala noticia para el medio ambiente asturiano y para la lucha contra el cambio climático».

Asimismo, Lorena Gil ha denunciado que «España no cumple, tal y como apuntan varios informes, 16 de los 17 objetivos marcados por la ONU en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible; entre otros, adoptar medidas urgentes en la lucha contra el cambio climático». Ha mencionado a la ONG Intermón Oxfam, que denuncia que España «no respeta sus compromisos financieros en la lucha contra el calentamiento global, sólo ha pagado el 1% de su cuota para combatir el cambio climático, al tiempo que se sitúa como uno de los estados donde más crece la emisión de gases contaminantes: un aumento de más de un 3% en las emisiones de gases con efecto invernadero en 2015».