Podemos Asturies lleva a la Junta una proposición encaminada a que el Ejecutivo se implique en el mantenimiento de la actividad y del empleo

En una rueda de prensa conjunta ofrecida este miércoles en el Parlamento asturiano con representantes de la plantilla, Lorena Gil ha dado detalles de la proposición no de ley «que traeremos a la cámara la semana próxima en la que instamos al Gobierno asturiano a realizar las acciones necesarias, mediante los instrumentos públicos de captación de inversiones, para ayudar a Duro Felguera a encontrar un socio industrial». Ha recalcado que «lo fundamental es encontrar un socio industrial que mantenga la actividad y el empleo frente a la posible entrada de fondos especuladores».

La diputada y coportavoz del Grupo Parlamentario de Podemos Asturies ha recordado que «la situación de dificultad financiera del grupo se ha visto agravada por la imposibilidad hasta ahora de devolver la deuda por parte de la empresa, que no ha sido capaz de llegar a un acuerdo con sus acreedores ni en el primer plazo de refinanciación, ni en el segundo, ni en el tercero». La banca, ha dicho, «le ha dado un nuevo plazo, el 15 de julio, pero no sabemos por cuánto tiempo estará dispuesta a seguir ampliando estos plazos para que un grupo industrial que es solvente y viable encuentre una solución que le permita liquidar los vencimientos de la deuda sin que signifique destrucción de empleo».

Lorena Gil ha explicado que «esa incapacidad para devolver la deuda generada y la imposibilidad de conseguir avales está limitando la contratación de nueva obra y dificultando el avance de los proyectos en cartera. Nos preguntamos cómo es posible que un gran grupo industrial de prestigio internacional, con un equipo de profesionales altamente dificultados, pueda llegar a verse en una situación tan extremadamente compleja». El grupo empresarial presentó beneficios hasta con 2014 y al año siguiente entró en una espiral negativa, hasta acumular una deuda de 271 millones al término de 2017, «y la situación se agrava día a día».

El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que planteó la empresa en vísperas de Semana Santa «es un ERE de extinción que afecta a las 470 personas trabajadoras en Gijón y a las 88 de Madrid en Duro Felguera SA, la matriz», ha detallado la diputada, para resaltar a continuación que también genera inquietud «la intención del grupo de reducir la masa salarial en un 20%».

Desde la formación morada, ha asegurado Lorena Gil, «venimos manteniendo iniciativas al respecto en esta cámara, interpelando al consejero de Empleo, Industria y Turismo y al presidente. Parece que se oponen al ERE, pero parece también que no tienen recursos para echar un cable en esta situación que afecta a cerca de 2.000 empleos directos y a otros tantos indirectos, los que hay en las compañías auxiliares».

Por su parte, Rubén Alonso, miembro del comité de empresa de Duro Felguera y de la asamblea de trabajadoras y trabajadores, ha dejado claro que «sabemos que la empresa es viable tal y como está dimensionada. Un recorte de plantilla como el que se plantea significa que con vistas a un futuro a corto o medio plazo no se tiene pensado contratar nuevos proyectos, lo cual indica que la empresa no sería viable con ese recorte de plantilla». Su compañera Susana Fernández ha puesto el acento en que «estamos luchando por la defensa a ultranza de los puestos de trabajo. Estamos aquí para pedir el apoyo de los grupos parlamentarios y del Gobierno de la región, para que no dejen caer esta empresa emblemática con más de 160 años de historia, porque supondría una catástrofe para el empleo».