A finales de 2016, el grupo parlamentario de Podemos realizó una solicitud de información al Gobierno asturiano con una única petición, respecto a la que no cabe interpretación alguna: contrato para la utilización de la red Asturcón por parte de Telecable. Contratos análogos al solicitado, el denominado “Acceso a la Red Pública ASTURCÓN” (ARPA), habían sido facilitados a la Comisión de Investigación de GITPA para otras empresas que operan en la red ASTURCÓN. Sin embargo, el de Telecable no fue remitido a dicha comisión, y ello a pesar de ser el operador que cuenta con el 85% de los clientes y generar la mayor parte de los ingresos de GITPA.

«Nos tememos que el contrato que se solicita entre GITPA y Telecable para el uso de la Red Asturcón podría no existir y por lo tanto estaría trabajando sin él»

El Gobierno no respondió a esa solicitud de información, demandada de forma reiterada en el curso de la comisión, y nuestro grupo requirió ese contrato por vía parlamentaria. La petición es muy clara: pedimos el contrato por el que Telecable usa la red Asturcón. La respuesta recibida -en diciembre- no se corresponde con lo solicitado. Esto es lo más parecido a un contrato de Telecable que, al parecer, el Gobierno ha sido capaz de encontrar: una página con el índice de los documentos correspondientes a un expediente de contratación mediante el que el Principado alquila fibra oscura de Telecable para una conexión muy concreta, la del punto de acceso de operadores de la Red Asturcón en Gijón-Roces con localidades del Oriente.

“Es decir”, explicó este martes en rueda de prensa la diputada Lorena Gil, “pedimos el contrato por el que Telecable usa la red Asturcón y responden con el contrato por el que GITPA alquila un trozo de red de Telecable”.

De esta respuesta evasiva, así como de diversas manifestaciones realizadas en la Comisión de Investigación, “se deduce que el contrato que se solicita entre GITPA y Telecable para el uso de la Red Asturcón podría no existir”, afirmó. Por lo tanto, “GITPA estaría explotando una red para la que no tiene formalizada la concesión (salvo para EBACOM – Comarcas Mineras) y Telecable, el cliente que supone la mayor parte de sus ingresos, operaría sin contrato”.

«La operadora puede que no haya pagado ni la cuota inicial de 120.000 euros que establece el contrato ni los 2.200 euros de cuota mensual desde hace diez años. Todo ello equivaldría a 350.000 euros»

En ese sentido, la parlamentaria se ha preguntado “quién, desde el Principado, negoció en 2007 con Telecable para que esta empresa -supuestamente- pudiera eludir la firma del contrato y el pago de la tarifa inicial como operador” e incidió en que “si Luis Iturrioz no hubiera rechazado hasta en dos ocasiones comparecer en la comisión de investigación de GITPA podríamos haberle preguntado por este extremo, sobre el que seguramente nos podría informar, como viceconsejero responsable”.

En definitiva, el Gobierno no ha facilitado los contratos de Telecable con Gitpa que sí firmaron las otras operadoras que usan la red Asturcón y que conllevan un pago inicial de 120.000 euros y de una cuota mensual de 2.200 euros, lo que habría generado un impago de unos 350.000 euros.

«Parecen 10 años de impago», ha subrayado Lorena Gil, ya que “Telecable comenzó siendo operador en 2008, en 2010 se editó un ARPA actualizado para introducir nuevos cambios en conceptos y tarifas, y Telecable no habría firmado ni el contrato inicial ni el actual”.

En el curso de la comisión de investigación, ni el actual Director de la empresa pública ni el Gerente de Desarrollo de Negocio de GITPA confirmaron la existencia de dicho contrato con Telecable.

“No vamos a quedarnos tocando el ARPA”, sentenció Lorena Gil, que anunció que Podemos Asturies ha registrado una queja para agotar la vía parlamentaria y conseguir que el Gobierno responda. Solicitamos que nos facilite copia íntegra del contrato ARPA para la utilización de la red Asturcón por parte de Telecable suscrito entre esta empresa y GITPA, y copia íntegra de las facturas y justificantes de los abonos correspondientes al concepto recogido en el ARPA “Inserción de señal de TV en RF” (cuota de alta de 120.000 € y cuota mensual de 2.200 €) del que Telecable hace uso desde el inicio de su actividad sobre la Red Asturcón.

Desde Podemos Asturies apoyamos la inversión exterior en nuestra economía real, siempre que responda a criterios productivos y no a operaciones meramente especulativas. La preocupación por las condiciones laborales de las personas que forman parte de la plantilla, las condiciones mercantiles de la red de proveedores, especialmente pymes, y los derechos de los consumidores son nuestra prioridad. No creemos en un desarrollo económico generado a partir de operaciones bursátiles que no aporten más valor añadido que una mera liquidez temporal de fondos. El desarrollo de una posición de mercado fuerte y bien posicionada no está reñida con la responsabilidad empresarial. Reclamamos un posicionamiento a favor del mantenimiento de la operadora en Asturias, así como de todos los puestos de empleo.