El Parlamento asturiano tiene que activar una comisión de control para el seguimiento de estas y otras inversiones, que sirva para evitar casos como el del Alcoa o Tenneco

Daniel Ripa y Tania González proponen la creación de un fondo ciudadano de innovación para que las inversiones en empresas privadas repercutan en fondos para el desarrollo económico y social.

Damos la “bienvenida” a la inversión anunciada ayer por Pedro Sánchez para el proyecto de industria verde en ArcelorMittal. Pese a ver con satisfacción este anuncio, desde la exigimos “control y concreción” para este tipo de inversiones. Así lo han anunciado en rueda de prensa, el secretario general, Daniel Ripa, y la portavoz de Podemos Avilés, Tania González.

Es “imprescindible” que el Parlamento asturiano active una comisión de control de los fondos europeos y de estas inversiones para evitar casos como los de Alcoa o Tenneco. Además, proponemos la creación de un fondo ciudadano de innovación para que cualquier inversión pública en una empresa privada que genere una innovación repercuta en fondos para el desarrollo económico y social. Propuestas aparte, se han mostrado preocupados por el mantenimiento del empleo en las factorías de Arcelor y han criticado la “falta total de concreción” del proyecto anunciado ayer por el presidente del Gobierno del Estado, acompañado por el presidente autonómico y los responsables de ArcelorMittal.

Según ha recordado Ripa, “nosotros decíamos que el futuro de la industria asturiana está íntimamente ligado a participar y liderar un proceso de transición ecológica justa y, por lo tanto, que esas inversiones ecológicas, esas inversiones en materia de reducción de emisiones, en materia de mejora de sostenibilidad, es lo que garantiza el futuro de la industria asturiana. Que no había ninguna discrepancia entre transición ecológica e industria en Asturies y que, por lo tanto, era una cuestión de voluntad política y de voluntad empresarial de hacer esas inversiones para poder avanzar hacia delante y que la industria verde era posible”.

Además, ha considerado que evitar los errores de hace veinte años “implica ahora no solamente celebrar las inversiones sino poner las condiciones de control para esas inversiones”. Y, en ese sentido, ha señalado que cualquier inversión pública haga “tiene que ser una inversión que asegure que va a participar en el accionariado de las empresas en las que va a poner dinero. Y que haya un compromiso de mantenimiento del empleo, controlado y firmado”.

Por otro lado, el secretario general, ha propuesto la creación de un fondo ciudadano de innovación, para que cualquier inversión pública a empresas privadas que genere una innovación, esta innovación “repercuta en fondos para la ciudadanía, fondos para el desarrollo económico y social, en el mismo porcentaje en el que ha participado el Estado”. Y ha advertido que “no puede ser que se dé dinero y que cuando haya beneficios, esos beneficios se privaticen. No puede haber una socialización de las inversiones y una privatización de los beneficios”. Por último, ha pedido “desde ya”, que el Parlamento asturiano ponga en marcha una comisión de control de los fondos europeos y de seguimiento de las inversiones.

Por su parte, Tania González, ha mostrado su preocupación por “todas las inconcreciones que hay en cuanto a la inversión. Nos preocupa lo que tiene que ver especialmente con la bajada de producción y las consecuencias que esto podría llegar a tener sobre el empleo”. Según González, las inversiones “tienen que estar ligadas, sin ninguna duda, a establecer una serie de garantías para el mantenimiento del empleo, no solamente para que no disminuya el empleo que ya exista sino para que sea también una oportunidad de creación de empleo industrial en Asturies”.

En cuanto a la visita del presidente Sánchez, la portavoz municipal de Podemos Avilés, ha asegurado “echar en falta algún tipo de manifestación con respecto al que es uno de los grandes problemas de la industria asturiana en los últimos tiempos, que es la situación de la antigua Alcoa. En este sentido, llevamos mucho tiempo planteando desde Podemos Asturies, desde Cambia Avilés también, que es necesaria una intervención del Estado para garantizar también la producción, para garantizar la supervivencia de la empresa y para garantizar el empleo y que los intereses que van a primar son los intereses de los trabajadores y las trabajadoras, los intereses de la comunidad y los intereses de Asturies”. Así, “echamos de menos que Pedro Sánchez hablase de cuáles son las soluciones que se están planteando para la antigua Alcoa”, ha finalizado.