El diputado Héctor Piernavieja ha emplazado este domingo a todos los grupos políticos a ponerse a trabajar para que la gestión y el tratamiento de residuos se centren en una política de reducción, reciclaje y reutilización. “Lo peor que podemos hacer es seguir en esta inoperancia en la que llevamos quince años instalados, sin un Plan de Residuos firme, cuya consecuencia es la paupérrima tasa de recogida en origen, y el posible incumplimiento de la normativa europea y de la legislación básica estatal al que Asturies se enfrenta”.

Héctor Piernavieja ha presentado en rueda de prensa “la primera piedra que aporta Podemos Asturies al Plan de Residuos del Principado”, unas alegaciones que constan de 15 puntos, junto a la concejala de Somos Mieres, Patricia García. Para este Plan de Residuos, Podemos Asturies apuesta por el desarrollo de la economía circular para fomentar la reducción de residuos que terminan en el vertedero, y por medidas que ya se están implementando en otros países de Europa con un relativo éxito. Por ejemplo: la implementación de mecanismos de pago por recogida, es decir, “las clásicas máquinas que hace años existieron en las que se devuelve una parte del precio del producto una vez que se retorna el envase”.

Desde Podemos también se aboga por revertir los recursos que se centran en Cogersa a los municipios, que son los principales gestores de residuos, una cuestión clave para mejorar las deficitarias tasas de reciclaje que actualmente tenemos en Asturies, muy lejos de los objetivos marcados por la Unión Europea, a través de un aumento de la recogida selectiva en origen. “En ese retorno de los recursos al ámbito municipal se hace imprescindible que Cogersa elabore y ponga a disposición de los concejos una guía técnica práctica para la gestión de residuos con, al menos, un abanico de posibilidades compatibles con el modelo general y los mecanismos necesarios para llevarlo a cabo para que la recogida selectiva pueda ser adaptada en función de la características propias de cada concejo, con especial atención a las posibilidades existentes para concejos de pequeño tamaño y presupuesto, rurales o con alta dispersión poblacional”, explicó el parlamentario.

Otra de las medidas sería el seguimiento y la evolución de los impropios, es decir, los residuos que aparecen en un contenedor a pesar de no estar destinados a este. La tasa de impropios es fundamental para que el siguiente Plan de Residuos pueda seguir evolucionando y logrando aumentar las tasas de recogida en origen. En ese sentido, “se debe apostar por recuperar muchos de los usos tradicionales que de las materias que hoy en día consideramos residuos se producían en el medio rural asturiano, con una larga tradición de reutilización y reciclaje de recursos materiales”, manifestó Piernavieja.

Por su parte, Patricia García, concejala de Somos Mieres, incidió en que el Grupo Municipal ha presentado alegaciones al nuevo Plan de Residuos “porque no nos parece ni novedoso ni diferente a lo que se proponía anteriormente con la construcción de la incineradora, puesto que al final se basa en seguir quemando basura” y denunció, en ese sentido, que “la quema de basura en la térmica de La Pereda aumentará la contaminación que sufre Mieres y perjudicará a la salud de todos los vecinos y vecinas del concejo”.

Somos Mieres insta al Ayuntamiento a poner en marcha campañas de sensibilización para reducir al mínimo la basura en el origen, consiguiendo que las tasas de reciclaje aumenten y las basuras disminuyan; en lugar de pagar unos importes “desorbitados” a Cogersa por la recogida y el tratamiento de estos residuos.