El Gobierno no asume su responsabilidad con el tejido industrial asturiano y se pone de lado en el conflicto de Duro Felguera

Una vez más, el Gobierno de Javier Fernández sigue sin asumir sus responsabilidades. Como hemos podido comprobar este martes tras la comparecencia del consejero de Industria, Isaac Pola, en la Comisión celebrada en la Xunta Xeneral. Ante las preguntas concretas de la diputada de Podemos Asturies, Lorena Gil Álvarez, Pola no quiso responder o tiró de evasivas, algo habitual en un Gobierno sin proyecto para Asturies.

“A lo largo de este verano hemos asistido con preocupación a la evolución de la situación de Duro Felguera. Nos preocupan las más de dos mil personas empleadas y su futuro más que incierto. En esa línea, la diputada le censuró que la única medida que proponen desde el Ejecutivo “sea el estar vigilante” -en palabras del consejero hace semanas- ante el conflicto de Duro Felguera. En ese sentido, Gil Álvarez manifestó que lo que se espera de un Gobierno no es que permanezca vigilante, sino que “intente contribuir a que se rompa el círculo vicioso por el que la banca exige la entrada de un socio para aceptar el canje de la deuda por capital de forma que se repartan los riesgos, pero los potenciales interesados sólo harán la inversión si previamente la banca acepta el plan de refinanciación”. “Una espiral que conduce a una situación de bloqueo que la dirección no ha sabido solucionar”, añadió.

La parlamentaria preguntó sobre la propuesta preliminar del fondo de carácter especulativo Bybrook Capital LLP a Duro Felguera. Pola no fue capaz de explicar qué información tiene el Gobierno respecto de este fondo de inversión , ni tampoco qué intenciones tiene Bybrook y si incluye en su oferta el mantenimiento de la producción y el empleo.

En este sentido, y apuntando a los mecanismos disponibles en nuestra comunidad autónoma para hacer frente a estos ataques especulativos, la representante de Podemos en la Xunta Xeneral recordó que en Asturies “teníamos” una caja que pasó de ser un instrumento financiero y de responder a criterios sociales y territoriales a responder a criterios meramente especulativos. “Ustedes tienen una responsabilidad en el desmantelamiento de Liberbank y en el progresivo desarraigo del tejido productivo asturiano”. Y continúo que “cuando se reúnen con Manuel Menéndez, ¿ustedes de qué hablan? Si Liberbank ha trasladado su sede a Madrid, quizás ustedes deban trasladar la suya a Moncloa”.

Por último, desde Podemos Asturies llevamos tiempo diciendo que sin una apuesta por la consolidación industrial y un alto nivel de exigencia de transparencia financiera -el Gobierno de Javier Fernández nunca ha pedido un compromiso de ningún tipo a aquellos que apoya-, no es posible dar respuesta a este tipo de crisis de liquidez agravada, en este caso, por una banca que no ofrece crédito pero que no devuelve el dinero del rescate y por la imposibilidad hasta ahora de encontrar un socio industrial. Podemos Asturies considera que la industria asturiana no puede seguir aumentando su dependencia de fondos especulativos. Necesitamos un tejido productivo sostenible y real.