Representantes del Grupo Parlamentario de Podemos Asturies y de Somos Mieres hemos mantenido esta semana en la Junta General del Principado un largo encuentro con los representantes de los trabajadores y trabajadoras del European Centre for Soft Computing (ECSC) de Mieres, durante el cual nos transmitieron su incertidumbre ante el futuro, pues la viabilidad del mismo se ve comprometida ante la falta de inversión y el ERE al que se enfrenta la plantilla.

Vemos con preocupación cómo, al mismo tiempo que se habla del retorno de talentos, se desmantela uno de los mayores activos que tenemos en nuestra comunidad autónoma para atraer a personal cualificado de todo el mundo debido a la falta de compromiso del patronato, integrado mayoritariamente por Cajastur-Liberbank y por el Gobierno autonómico, pero del que también forman parte la Universidad de Oviedo, UGT y CCOO.

El ECSC es un centro único en Europa, hecho a imagen del Berkeley Initiative in Soft Computing como polo europeo en la investigación básica y aplicada en el área del soft computing. Esta técnica, que tiene múltiples aplicaciones prácticas y potencialidades teóricas, pone en el mapa mundial a Asturies y convierte al conjunto del Estado en una potencia internacional en este campo.

El citado centro, hecho realidad gracias a inversiones procedentes de los fondos mineros, se ha convertido en un referente mundial, con más de 250 publicaciones en revistas de impacto desde 2011, y ha sido capaz de conseguir de forma directa más de 2,5 millones de euros en los últimos años procedentes de fondos europeos para el fomento de la investigación en convocatorias con una alta competencia de proyectos de muy elevada calidad. Asimismo, ha venido manteniendo una intensa actividad social encaminada a la generación y transmisión del conocimiento científico, fundamental para el avance de las sociedades democráticas y que ha situado en el mapa a Llangréu y a Mieres con sendos congresos mundiales. Y se debe poner en valor que desde 2011 hasta la actualidad, el European Centre for Soft Computing ha conseguido mantener una actividad importantísima pese a la notable ausencia de inversiones por parte del principal patrono, Cajastur-Liberbank.

La dejadez que padece dicho centro lo ha llevado a una situación crítica, y es por ello por lo que animamos a todos los miembros del patronato a que se corresponsabilicen y elaboren un plan de viabilidad que permita continuar con la actividad en las condiciones necesarias para mantener el grado de excelencia investigadora del ECSC y garantice su continuidad a largo plazo. Es necesario que en la próxima reunión que mantendrá el patronato del centro, mañana, martes, se desbloquee la situación. Confiamos en que, en caso de que no se asuman las inversiones necesarias, se permita entrar a formar parte del patronato a alguno de los numerosos inversores privados interesados.