A la lluz de les nueves revelaciones na investigación de los sobrecostos de les obres del puertu d’El Musel que lleva a cabu’l Xulgáu Central d’Instrucción númberu 3 de l’Audiencia Nacional, «la entruga clave ye si’l poder político benefició al grupu Masavéu», plantega Daniel Ripa. El diputáu autonómicu y secretariu xeneral de Podemos Asturies, la vicealcaldesa uvieína Ana Taboada y la conceyala de Xixón Sí Puede Nuria Rodríguez ufiertaron esti mediudía n’Uviéu una rueda de prensa pa valorar el pidimientu de nueves imputaciones que presentó la Fiscalía nel casu, que cunta col Observatoriu Ciudadanu Anticorrupción d’Asturies (OCAN) como acusación popular.

Daniel Ripa amosó «precuru, porque se trata d’un pidimientu de la Fiscalía sobre’l que tien de pronunciase’l xuez, pero ta claro que’l casu sigue alantre». Considera «relevante políticamente» la posible imputación «del señor Ánxel Riego. La Fiscalía considera estrañu que votara a favor d’un resolvimientu del conseyu d’alministración y depués, como alcalde de Carreño, recurriera esi resolvimientu a la qu’él mesmu diera la so aprobación. Y Riego respuendi amosando la so perplexidá al ser l’únicu miembru del conseyu d’alministración imputáu». Lo más destacao, añedió, ye que «dende la Fiscalía paez considerase que podría haber relevancia penal poles decisiones que tomó’l conseyu d’alministración. Vamos ver hasta ónde llega’l casu. Nós diximos que veníamos llevantar alfombres y tamos faciéndolo. Precisamente una de les coses que-y reprochamos al presidente Javier Fernández ye que nun hai voluntá pa lluchar contra los casos de corrupción».

Pela so parte, Ana Taboada, de Somos Uviéu y una de les abogaes d’OCAN, manifestó que l’informe de la Fiscalía pidiendo más dilixencies de prueba «ye detalláu y bien motiváu. Tamos énte una causa bien complexa qu’afeuta a distintes instituciones y empreses. Estos sobrecostos amuesen una falta de control absolutu per parte del conseyu d’alministración de l’Autoridá Portuaria nuna obra de tal valumbu». La vicealcaldesa uvieina informó de que «los posibles delitos de fraude, malversación de caudales públicos, estafa agravada por razón de la cuantía y falsedá en documentu oficial amplíense agora con otru de posible fraude a la Facienda Pública, perpetáu presuntamente polos responsables de Tudela Veguín, en connivencia col xerente de la UTE Dique Torres».

La conceyala xixonesa Nuria Rodríguez apuntó que «dende Xixón Sí Puede yá diximos demientres la campaña electoral que sería contradictorio tratar de llegar a un alcuerdu con una formación política que tuviera somorguiada nel conseyu d’alministración de l’Autoridá Portuaria de Xixón cuando asocedieron estos fechos. Dixímoslo, caltuvímoslo y caltenémoslo: hai una responsabilidá política en tou esto. Siguimos esperando que les y los representantes de la Federación Socialista Asturiana despliquen cuál foi’l verdaderu oxetivu d’esta gran obra, cómo se xestionó, a quién benefició, por qué hai una investigación abierta na Audiencia Nacional y por qué’l Ministeriu Fiscal cada vez ve más nicios de delitu».

La Fiscalía pidió la imputación del entós alcalde de Carreño, el socialista Ánxel Riego, vocal del conseyu d’alministración de l’Autoridá Portuaria de Xixón naquellos tiempos, por conducta contradictoria, con relevancia penal y un posible delitu de prevaricación. Coles mesmes, como resultáu de les dilixencies practicaes, el Ministeriu Fiscal ve la necesidá d’ampliar la investigación por presuntos delitos contra la Facienda Pública, de los que seríen indiciariamente responsables, y por ello solicítase la so citación en calidá d’imputaos del apoderáu que robla los contratos en representación de Tudela Veguín, José Antonio Muñiz Muñiz, y de los xerentes de la UTE Dique Torres, Juan Miguel Pérez Rodríguez ya Isidro Alonso Sierra, amás d’otres persones qu’exercieren como conseyeros delegaos o apoderaos de la entidá ente los años 2005 y 2010.