El diputado de Podemos Asturies considera que “hay maltrato institucional” hacia los 9.000 asturianos y asturiano por la obligación de repetir los trámites para recibir las ayudas

Podemos Asturies ha exigido este viernes que la ciudadanía no sea la que pague la mala gestión y la falta de coordinación entre el Ministerio Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y la Administración asturiana para el trasvase del Salario Social al Ingreso Mínimo Vital (IMV), circunstancia que va a provocar que 9.000 asturianos y asturianas tendrán que iniciar nuevamente el proceso para solicitar la prestación.

En estos términos se ha expresado Rafael Palacios quien, además ha exigido a la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar que se ponga en “contacto de inmediato” con el Ministerio, para que “se garantice que se respete la fecha en la que se presentaron las primeras solicitudes” para el cobro de la ayuda estatal. Palacios ha recordado también que desde el principio “exigimos” que se dotara del personal suficiente y del material necesario para la gestión del trasvase, con directrices claras para su implementación y con la “imprescindible coordinación entre las administraciones”.

Ante esta situación, el diputado ha considerado que “es una vergüenza la pésima gestión y la falta de coordinación entre las administraciones donde de nuevo las consecuencias las pagan las personas más vulnerables”. Y ha añadido que entiende “la indignación y el fuerte cabreo” de las personas trabajadoras sociales y las organizaciones del tercer sector. Además, ha señalado que este retraso supone “un intolerable maltrato a las personas por parte de la administración, porque esto es un maltrato institucional y un abuso contra quienes peor lo están pasando económicamente en esta pandemia”. Y en ese sentido, ha criticado que “parece que el ministro Escrivá quiera boicotear burocráticamente el trasvase del salario social al ingreso mínimo vital”.

Palacios ha exigido que se garanticen los derechos de las personas, porque “no puede ser que la ciudadanía pague nuevamente la mala gestión y la falta de coordinación en el proceso de trasvase del Salario Social Básico al IMV”. Y, además, ha solicitado que todas las personas titulares del Salario Social tengan reconocida de oficio una prestación del IMV, siendo el único requisito exigido el de no superar el umbral renta que corresponda con la estructura y composición de la unidad de convivencia. Además, este reconocimiento de la prestación del IMV no debe implicar necesariamente la extinción automática del Salario Social, quedando esta cuestión a lo que señale el nuevo Decreto del SSB en Asturies.