Podemos Asturies lleva reclamando la gratuidad de las escuelas de 0-3 desde los inicios de la legislatura pasada. Siempre se nos dijo que era imposible, que era un canto de sirenas y, puede que esto sea lo más grave, que lo que pretendíamos era favorecer a las clases altas. Nada más lejos de la realidad. Para nosotras y nosotros es una medida que favorece a todas las familias sin importar su estatus social o lugar de residencia. Y, por lo tanto, debe ser gratuita puesto que entendemos que tener escuelas de 0-3 es un derecho.

En la reciente negociación de los presupuestos autonómicos también volvimos a incluir la gratuidad de esta etapa educativa, tanto en la negociación en su conjunto como a través de las enmiendas parciales a las cuentas autonómicas. Sin embargo, la respuesta de fue la misma tanto por parte del Gobierno como por la FSA: un no rotundo.

Justamente cuando a Podemos Asturies el Gobierno asturiano le negaba la idoneidad de esta medida, en el plano estatal Unidas Podemos y el PSOE suscribían un acuerdo de gobierno en el que se incluía esta medida como parte de sus líneas estratégicas. ¿Lo que sirve y es válido para todo el territorio estatal, no lo es para Asturies? Esta es la pregunta que tanto el Ejecutivo asturiano como la FSA deben plantearse.

En la pasada sesión de orientación, la portavoz de nuestro Grupo Parlamentario en la Xunta Xeneral, Lorena Gil, invitaba al presidente autonómico a constituir una mesa de trabajo en torno a esta medida que integre a los concejos, a la comunidad educativa, a los agentes sociales y las familias, que estudie el coste, la financiación necesaria, el proceso de integración, el marco de trabajo con los concejos, y todo ello con un horizonte temporal: alcanzar la gratuidad el 1 de enero de 2021 y establecer para entonces un plan de universalización e integración en la red pública autonómica para esta legislatura.

En la misma línea, desde Podemos Asturies queremos hacer esta invitación también a la FSA. No vamos a cejar en nuestro empeño de que las escuelas de 0 a 3 gratuitas, públicas y universales sean una realidad en el próximo curso, tanto a nivel local, autonómico y estatal. Porque consideramos que es de justicia social y porque la sociedad asturiana necesita unas políticas que les ayuden en su día a día. Y en ese sentido, consideramos que esta iniciativa es una actuación imprescindible para poner freno a la sangría demográfica que padece nuestro territorio.

Entendemos que son necesarios unos objetivos claros y un calendario para que el conjunto de la sociedad pueda responder a quienes quieren privatizar la democracia que no hay mejor solidaridad que la que se ejerce en nombre de lo común. Basta de promesas difusas y confusas, hagamos que la educación pública, gratuita y universal sea una realidad. En esto, el Gobierno y la FSA nos tendrá de su lado.