El diputado anuncia que «vamos a preguntar al Gobierno asturiano cuál es el estado real de las infraestructuras de saneamiento»

Héctor Piernavieja denuncia que «en el pretratamiento y gestión de aguas residuales gijonesas hay muchos deberes sin hacer y una sanción de la Unión Europea que pesa sobre el concejo y sobre el Estado español por la ineficacia y la pachorra de los diferentes gobiernos responsables a la hora de dar una solución a las aguas residuales de la ciudad». El diputado recuerda que «este fin de semana, a las puertas ya casi del verano, nos encontrábamos con que las lluvias provocaron que el sistema de saneamiento de Gijón se colapsara y un vertido de aguas residuales ocupó la bahía de San Lorenzo, provocando graves perjuicios al medio ambiente y a la ciudad, en un asunto donde ya llueve sobre mojado».

El parlamentario de Podemos Asturies añade que «con un emisario de Peñarrubia que no encuentran cómo repararlo, con una planta depuradora del este ilegalizada y con la antigua Plantona desmantelada nos hallamos con una situación crítica que, un verano más, podría provocar graves perjuicios económicos a la ciudad y más daños aún al medio ambiente». Es por ello por lo que «vamos a preguntar al Gobierno asturiano cuál es el estado real de las infraestructuras de saneamiento de la conurbanización de Gijón y qué está haciendo para poner remedio a una situación que ya va siendo hora de tomársela como una de las prioridades de nuestra comunidad autónoma». Aunque, concluye, «parece que no hay capacidad de resolver esto por parte del Gobierno socialista en el ámbito autonómico y de Foro Asturias en el ámbito municipal».