Podemos Asturies pedirá al Gobierno en el próximo pleno «que estudie las posibilidades y las consecuencias de liquidar la sociedad»

Héctor Piernavieja considera que «el plan de viabilidad de Sogepsa es chapucero y con tintes muy ridículos, podría haber sido elaborado perfectamente por el propio consejero, Fernando Lastra, en sus ratos libres en la cafetería de la Junta». El diputado anuncia que el Grupo Parlamentario de Podemos Asturies llevará al próximo pleno una iniciativa «pidiéndole al Gobierno autonómico que estudie las posibilidades y las consecuencias de liquidar la sociedad. No es de recibo mantener un zombi a base de dejar de invertir en otras cosas que podrían ser prioritarias para nuestra comunidad autónoma».

El representante de la formación morada recuerda que «hace casi dos años que desde la Junta solicitamos al Gobierno un plan de viabilidad para Sogepsa. Desde entonces la deuda financiera de la sociedad ha seguido creciendo y la situación económica es cada vez más delicada, sin capacidad para afrontar los pagos acordados con la UTE del polígono de Bobes, en Siero». Añade que, «para colmo, se nos presenta un plan de viabilidad que ni siquiera viene firmado por nadie que se haga responsable de las barbaridades que en él se dicen. Y es que poner por escrito que en diciembre de 2019, con el pasivo que tiene la sociedad, va a poder acometer la urbanización de Oñón, en Mieres, por valor de 900.000 euros, y que en 2021 habrá hecho ventas en esa urbanización por 2,8 millones de euros, lo que supondría 155 viviendas, tiene tintes ridículos, porque estamos hablando de uno de los concejos asturianos que pierde población a pasos agigantados. Incluso se plantea que en 2019, con menos de un mes de margen para la organización de las obras, se hayan ingresado ya 900.000 euros».

Héctor Piernavieja lamenta que «el único flotador al que se aferra el Gobierno socialista para mantener Sogepsa es inyectar dinero público a una sociedad que no tiene trazas de poder levantar cabeza, dinero público a través de adelantos del Idepa o subvenciones directas con cargo a los presupuestos del Principado». Deja claro que «si en su día no aceptábamos que Sogepsa se convirtiera en pública al cien por cien era porque considerábamos que los asturianos y asturianas no debían hacerse cargo de una deuda que provenía de los beneficios de unos socios privados que luego se lavaron las manos. Mucho menos vamos a aceptarlo ahora, en una fórmula de sociedad mixta. No estamos dispuestos a que los beneficios sean privados y las deudas sean públicas».