El diputado, Sofía Castañón y David Alonso reclaman la creación de una Mesa del Agua en la que estén presentes las tres administraciones

«El daño que se está produciendo a Xixón y al conjunto de Asturies por la ausencia de tratamiento de las aguas residuales obliga a las administraciones involucradas a dar un paso al frente de honestidad», aseguró esta mañana Héctor Piernavieja en una rueda de prensa ofrecida en el Ayuntamiento gijonés con Sofía Castañón, diputada asturiana de Unid@s Podemos, y con David Alonso, concejal de Xixón Sí Puede, quienes propusieron crear una Mesa del Agua con representación de las administraciones estatal, autonómica y local. El diputado del Grupo Parlamentario de Podemos Asturies aseguró que «es básico tener información fehaciente y pública de cuál es la situación y esa debe ser la piedra angular sobre la que se asiente esta Mesa del Agua».

El parlamentario de la formación morada apuntó, en referencia a la depuradora de El Pisón, que nos hallamos ante «un conflicto entre unos vecinos y vecinas de Xixón que tienen todo el derecho del mundo a defender sus intereses particulares y un interés general del derecho al medio ambiente. Y en este escenario únicamente con diálogo, negociación y honestidad podemos encontrar una solución real al problema». Agregó que «es hora de establecer una nueva cultura del agua y el primer paso es el respeto escrupuloso del medio ambiente y la reparación de los errores. Empezando por la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que ya viene con la mochila cargada al ser quien firmó el Estudio de Impacto Ambiental en 2008».

En ese aspecto ahondó Sofía Castañón, quien señaló que «la responsable primera y última de esto es la actual ministra, Teresa Ribera, con esa mochila que arrastra tanto por la depuradora del Este como por otros sonados conflictos como el del proyecto Castor». Y añadió que la ministra «no actuó con la suficiente diligencia cuando ya en junio presentamos una proposición no de ley en el Congreso ante la gravedad de lo que sucedía en la bahía de Xixón». Lamentó que «de las nueve comunidades sancionadas por la UE, el núcleo más grande es el de Xixón. Una sanción que implica cuatro millones de euros por semestre de incumplimiento y sin poner medidas para que esta situación no se siga dando».

David Alonso, por su parte, manifestó en relación a la Mesa del Agua que, «teniendo en cuenta que estamos en la mayor urbe del Estado sin depuración, lo suyo sería que este espacio se abriera en Xixón, con representación de las tres administraciones competentes y agentes sociales». El edil considera que «Ministerio, Principado, Ayuntamiento y agentes sociales deben sentarse en una mesa, explicar con detenimiento lo que está pasando y plantear soluciones».