A medida que avanza el cambio climático son más frecuentes las variaciones climáticas que, a su vez, generan verdaderos inconvenientes a los asturianos y las asturianas. Mientras tanto, el Gobierno asturiano parece obviar esta realidad que palpamos en el día a día: incendios en el mundo rural, cada vez más frecuentes y voraces, un horizonte en el que se vislumbran problemas de abastecimiento de agua, y el deterioro de la calidad del aire, principalmente en el área metropolitana, problemas que ponen en serio riesgo a la población asturiana. Solo hay que atender a los testimonios de los vecinos, principalmente de la zona oeste de Xixón, pero también de Carreño o de Avilés, que manifiestan los grandes inconvenientes que están sufriendo por no poder respirar un aire de buena calidad.

El grupo parlamentario de Podemos Asturies ha solicitado al Gobierno asturiano en numerosas ocasiones que contemple estos procesos climáticos, que son cíclicos y previsibles, dentro de las medidas para paliar la contaminación antes de que esta se produzca y antes de que afecte a los asturianos y las asturianas. Durante los últimos días, las partículas PM10 y PM2,5 se encuentran en valores por encima del límite legal establecido, principalmente, en Xixón y Avilés, donde hay estaciones de medición públicas. En ese sentido, también sería conveniente observar la calidad del aire en Carreño y en otros concejos limítrofes, en los que se concentra la industria pesada y la mayoría de las emisiones.

Desde Podemos Asturies solicitamos al Gobierno asturiano que deje de mirar al cielo esperando la lluvia para paliar la contaminación y que tome la iniciativa política. Debe solicitar a las empresas más contaminantes que acuerden las inversiones necesarias para que los asturianos y las asturianas no tengamos que elegir entre salud y empleo, porque ante esta dicotomía, la Unión Europea decidirá por nosotros y, probablemente, nos quedaremos sin salud y sin empleo. Las inversiones necesarias son la única garantía para solucionar esta problemática.