Desde Podemos Asturies felicitamos a las opositoras y opositores que verán repetido el examen de informática del concurso-oposición para cubrir 32 plazas del cuerpo administrativo del Principado, al que se habían presentado cerca de un centenar de personas. Consideramos que la Administración autonómica ha actuado de la única forma que se podía, admitiendo que la última prueba no se había realizado en condiciones de igualdad y que solamente la repetición del examen puede restituir las garantías exigibles para cualquier proceso público de selección.

Los procesos selectivos para la Administración deben respetar el principio de igualdad. Las personas afectadas insistieron y demostraron que este principio no se había cumplido en la tercera prueba del proceso selectivo para cubrir plazas de administrativo o administrativa. Tras la realización del ejercicio, contrastaron que la prueba no se había celebrado en las mismas condiciones para todas las personas aspirantes, pues los 108 ordenadores reservados para tal fin no tenían la misma configuración, lo que situó a una buena parte en condiciones de desigualdad frente al resto de aspirantes.

Podemos Asturies denunció esta anomalía y se dirigió a la consejera de Hacienda y Sector Público, Dolores Carcedo, con el fin de poner en su conocimiento esta situación, que suponía una injusticia para quienes dedican mucho esfuerzo tratando de conseguir una puesto de trabajo en la Administración asturiana.