Daniel Ripa y Covadonga Tomé han lamentado “la improvisación y la demora” del Ejecutivo de Barbón a la hora de abordar nuevas restricciones, “como si no supiera que la tercera ola llegaría tras las fiestas navideñas”.

El comercio y la hostelería se enfrentan a un cierre encubierto sin nuevas compensaciones económicas, por lo tanto “tenemos que permitirles cerrar, para que en algún momento puedan reabrir”.

Podemos Asturies ha pedido al Gobierno asturiano que, sin más demora, ponga en marcha ya el fondo de rescate -dotado con 100 millones de euros- destinado a compensar las pérdidas de los sectores más castigados como consecuencia de las restricciones impuestas por el aumento de los contagios en Asturies. Unas restricciones que según la formación morada “llegan tarde” a la hora de tratar de contener la tercera ola el mayor tiempo posible.

Así lo han asegurado este miércoles en una rueda de prensa, Daniel Ripa y la responsable de la Salud de Podemos Asturies, Covadonga Tomé. Quienes, además, han criticado al Ejecutivo de Barbón por “inutilizar esta cantidad económica en un momento como este” y porque “seguimos esperando conocer los detalles de la convocatoria de las ayudas, cuando debería de estar operativo ya desde el 1 enero”. Por este motivo, Ripa ha exigido al Gobierno autonómico que las ayudas para compensar las pérdidas económicas “se abonen cada día 30 del mes, empezando ya en este mes de enero”.

En ese sentido, Ripa ha recordado que “volvemos a pedir lo que pedimos antes de las navidades: ayudas inmediatas, directas e indirectas y la suspensión o regulación de los alquileres. Tenemos que permitirles cerrar, para que en algún momento puedan reabrir. Por lo tanto, las compensaciones deben cubrir los costes indirectos generados por la reducción de la actividad y deben pagarse el día 30 de cada mes, porque no se puede aguantar más meses en esta situación ruinosa”. Además, según el secretario general de la formación morada “no es de recibo que salgan las restricciones en el BOPA y que se tarde semanas en publicar las compensaciones y comenzar a pagar”.

Por otro lado, Ripa ha señalado “la improvisación y la demora del Ejecutivo asturiano a la hora de abordar nuevas restricciones. Como si no supiera que la tercera ola llegaría tras las fiestas navideñas”. Así, ha recordado que “todos los informes decían que iba a llegar y no se implementaron medidas que atenuaran el impacto. Y ahora el Gobierno autonómico vuelve a cargar el peso de la responsabilidad” de las nuevas restricciones sobre los bares y comercios con el adelanto del cierre a las 20:00 horas.

Por su parte, Covadonga Tomé ha criticado que el Ejecutivo de Barbón afirme que basa sus decisiones en las recomendaciones del comité de expertos “cuando algunos de sus integrantes han repetido que las medidas debían ser más restrictivas antes de las Navidades y no después”. En esa línea, ha asegurado que “el Gobierno asturiano está tropezando por tercera vez en la misma piedra, está repitiendo los errores de la segunda ola”.

Tomé también ha denunciado “falta de claridad y de transparencia” por parte de la Administración autonómica a la hora de explicar lo sucedido en el brote de Grau y en el del Sporting. Y en relación con el primer brote ha asegurado que “es el momento de realizar un cribado masivo en Grau, en lugar de rastreos de contactos”.
La responsable de Salud de la formación morada ha lamentado que el Ejecutivo asturiano “está repitiendo el esquema del verano pasado, cuando tras la relajación llegó el batacazo de la segunda ola”.

Por último, ambos dirigentes de Podemos Asturies han considerado necesario que los centros comerciales controles sus aforos de entrada y que se explore la posibilidad de su cierre durante los fines de semana “como se va a hacer en otras Comunidades Autónomas” para evitar grandes aglomeraciones puesto que, como se ha reducido el horario de apertura “la gente va a ir más a comprar durante estos días de la semana”, han asegurado. También se ha pedido la suspensión del cobro de los alquileres para aquellos pequeños comercios albergados en estos espacios y que van a ver mermados sus ingresos.