La eurodiputada de Podemos combinará visitas a comunidades guaraníes kaiowá, reuniones de alto nivel y audiencias en el Congreso Nacional Brasileño entre los días 5 y 9 de diciembre

Bruselas, 5 de diciembre de 2016. La eurodiputada asturiana Estefanía Torres se encuentra en Brasil para conocer de cerca la situación de los pueblos guaraníes kaiowá y preparar desde allí el camino hacia el establecimiento de un grupo europeo de apoyo a los pueblos indígenas brasileños. La acción se lleva a cabo días después de la resolución que el Parlamento Europeo aprobó a finales de noviembre, en la que se condenaba la vulneración de los derechos humanos en el estado brasileño de Mato Grosso do Sul.

Torres ha sido invitada por la Organización de Naciones y Pueblos no representados (UNPO) y el eurodiputado portugués Francisco Assis –impulsor de la iniciativa– a formar parte de una delegación de investigación. “El objetivo inmediato es recordar al gobierno brasileño que sus acciones relativas a los derechos de los pueblos indígenas están siendo observadas de cerca por la comunidad internacional”, explica Torres. La delegación combinará visitas a comunidades indígenas, reuniones de alto nivel y audiencias en el Congreso Nacional Brasileño entre los días 5 y 9 de diciembre.

Brasil está sufriendo un claro retroceso en su democracia, desde el golpe por el que Dilma Rousseff fue apartada del poder. Michel Terner, su sustituto y actual presidente, está tratando de modificar la Constitución para que el derecho a la tierra de pueblos originarios no sólo no se haga efectivo, sino que se subordine a los intereses de las multinacionales de la madera, la agroindustria, el sector de la minería y la energía. De este modo, bloquearía el reconocimiento y protección de nuevos territorios indígenas.

“La resolución aprobada por el Parlamento Europeo insta al Gobierno de Brasil a que regule y proteja el derecho del pueblo guaraní-kaiowá a sus territorios originarios, y que investigue y condene los asesinatos, represalias y ataques de los que han sido víctimas por tratar de recuperarlos. Pero Europa debe ir más allá de una simple recomendación. Debemos exigir el cumplimiento de los derechos humanos en Brasil como condición a los tratados comerciales que se negocian con el Mercosur”, afirma Torres.

La eurodiputada asturiana ha explicado que “cuando los indígenas retoman sus tierras, no están solo recuperando aquello que les fue robado, sino recuperando también su cultura, sus tradiciones, su forma de vida y, también, su soberanía alimentaria y el cuidado del medioambiente. Y esa es una riqueza universal que nos enriquece a todas”.