La eurodiputada, al frente de la Caravana Rural de Podemos, visitó el mercado con Paula Valero, que abogó por potenciar la venta directa

Más de un millar de kilómetros, distribuidos entre la tercera parte de los concejos asturianos, marcan el recorrido de la Caravana Rural de Podemos que, tras haber visitado en su primera edición Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid, Extremadura y Andalucía, discurre en su segunda edición íntegramente por tierras asturianas. Con esta iniciativa, la eurodiputada asturiana Estefanía Torres y la diputada autonómica Paula Valero visitaron esta mañana el mercado semanal de Cangues d’Onís para recoger propuestas e intercambiar impresiones con residentes y turistas, así como con las personas que venden sus productos en el mercado cangués de los domingos. En ese marco, la europarlamentaria destacó la importancia de preservar «el sector primario y la sostenibilidad del medio rural».

Estefanía Torres, responsable de asuntos de pesca y mundo rural en el grupo de Podemos en el Parlamento asturiano, aseguró que la Caravana Rural surge con la idea de «acercarnos tanto a las iniciativas emprendedoras que tienen en cuenta la sostenibilidad y las actividades del sector primario como a los colectivos que llevan toda la vida luchando por mantener ese sector primario vivo a pesar de todas las trabas administrativas, y a la población del mundo rural en general. Para que entre todos y todas seamos capaces de luchar por una Asturies más justa y más solidaria también en los pueblos». Añadió que «la gente de los pueblos es la que mantiene vivo el espíritu rural, pero sobre todo la cultura de la que somos hijas e hijos los asturianos».

Por su parte, Paula Valero, diputada por la circunscripción oriental y responsable de mundo rural en el Grupo Parlamentario de Podemos Asturies, aludió a las dos iniciativas escogidas para visitar hoy. Por un lado, dijo, «está el mercado cangués de los domingos, que es un ejemplo de esa venta directa que hace visibles a los productores del concejo y de los concejos limítrofes. En él se demuestra la realidad rural con la venta de los productos agrarios». Recordó la iniciativa sacada adelante en el Parlamento asturiano por el partido morado para proteger e impulsar los mercados locales y comarcales, y recalcó que «esa propuesta debe llevarse a la realidad. Debe haber un plan estratégico para poner los mercados en valor y a la vez para declararlos patrimonio inmaterial. Se necesita una apuesta real en ese sentido».

Respecto a la visita esta tarde a Proyecto Roble, en Onís, señaló que «es un proyecto de solidaridad que evidencia que es posible hacer sostenible y compatible la política forestal y la ganadera. Es una asociación que demuestra que con trabajo y con medidas preventivas se pueden recuperar zonas de pastizal compatibles con extensiones de brezo y de bosque, y a la vez mantener una ganadería sin que haya problemas con los ataques del lobo, por ejemplo». Explicó que allí «tienen cercado un terreno amplio donde realizan limpiezas voluntarias y en el cual los ganaderos meten su ganado para que esté protegido».

La Caravana Rural inició su recorrido asturiano el pasado jueves, en el Occidente (Tapia, Castropol, El Franco, Navia y L.luarca), y lo concluirá el próximo viernes en el Oriente (Llanes y Ribeseya) con un encuentro con trabajadores y trabajadoras de la mar. Mañana y pasado mañana tiene citas en Uviéu.