El portavoz parlamentario y el candidato gijonés Juan Chaves visitaron la nueva sede del Cannabis Interior Social Club Astur, en Cimavilla

Enrique López señaló esta mañana, durante su visita al nuevo local de la asociación Cannabis Interior Social Club Astur (CISCA), en el barrio gijonés de Cimavilla, que «llevamos en nuestro programa para las elecciones generales la despenalización del cannabis. Queremos que se regule su uso y consumo, que se garantice a los clubes sociales cannábicos una seguridad jurídica que les permita actuar con normalidad y que el Estado garantice a los consumidores y consumidoras una normalización». El portavoz parlamentario de Podemos Asturies, acompañado por el candidato y la candidata municipales Juan Chaves e Inés Mallada, añadió que «queremos que se controle la producción y la distribución de cannabis en España, en la línea del nuevo contexto internacional, donde países como Canadá, Holanda o Uruguay, y estados como California, están adoptando medidas que normalicen una situación que también debe afrontar este país».

El representante del partido morado apuntó que CISCA «es uno de los más de mil clubes sociales cannábicos que hay en España. Según la última encuesta del Ministerio de Sanidad sobre el uso de alcohol y otras drogas, hasta el 7,3% de la población, unos 2,2 millones de personas entre 15 y 64 años reconoce que lo ha consumido recientemente, una sustancia que lleva ochenta años de prohibición a raíz de una iniciativa empresarial de Estados Unidos y que está presente desde hace más de cinco mil años en la farmacopea china y en muchas civilizaciones». Aseguró que se trata de «una planta con indudables cualidades terapéuticas, también medicinales, y cuyo uso y consumo en España está en un limbo legal que es necesario corregir».

Por su parte, Juan Chaves, número cuatro de la candidatura para las elecciones municipales de mayo, resaltó que «en los ayuntamientos hay muy pocas competencias municipales en relación con los clubes cannábicos, pero las propuestas que llevamos a nivel estatal suponen una apuesta decidida por legalizar y regularizar el cannabis, por todo lo que comentó Enrique López y por dos medidas más: acabar con las mafias y tener una fuente más de ingresos fiscales en nuestro país». Recordó que «países tan poco sospechosos como Canadá, Holanda o Uruguay, y estados norteamericanos como California o Colorado, ya están trabajando en estas medidas. Por tanto, no estaríamos innovando, sino copiando lo que funciona en otros lugares».

Con ello, explicó el candidato, «queremos que se normalice un debate que con el tabaco y el alcohol, por ejemplo, no existe». En su opinión, «es una cuestión generacional, los menores de cincuenta o de sesenta años tenemos asumido que el cannabis no es una droga dañina, como nos quieren vender, y hay que apostar por legalizarla».