Enrique López señaló este lunes, en declaraciones a los medios de comunicación en la Junta General, que «ayer vimos cómo Pedro Sánchez aceptaba la propuesta de Unid@s Podemos respecto a la universalidad y gratuidad de la etapa educativa de cero a tres. Nos parece inconcebible que el socialismo asturiano se niegue una y otra vez a aceptar lo que se está aceptando en Madrid». Con todo, el portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos Asturies considera que «estamos más cerca de que el Gobierno asturiano asuma este reto, de que la FSA asuma lo que está asumiendo su partido a nivel estatal».

El diputado de la formación morada destaca que «haber acordado la medida política ya es un avance sustancial, ahora toca concretarlo en los Presupuestos Generales del Estado, donde debe haber una partida importante para posibilitar que se lleve a cabo. Hay que contar con las aportaciones del Estado y luego habrá que ver qué aportaciones debe hacer cada comunidad autónoma». A este respecto, añade que «siempre dijimos que la financiación autonómica debe partir de la base de cuáles son los recursos necesarios para garantizar el funcionamiento de los servicios públicos, sobre todo los asistenciales. Y alrededor de eso hay que construir el nuevo modelo de financiación autonómica, porque el actual está caduco y es injusto».

En cuanto a los temas que Podemos Asturies llevará al pleno esta semana, adelantó que habrá «una interpelación sobre el peaje de la autopista del Huerna. Tras la declaración institucional de la semana pasada en el pleno toca ahora exigir que el Gobierno asturiano empiece a tomar medidas para llegar a la supresión absoluta del peaje más pronto que tarde». Habrá además dos propuestas de toma en consideración en lectura única de proposiciones de ley, una relacionada con la liquidación de las deudas del ERA y la otra con la creación de nuevas categorías profesionales sanitarias, así como tres preguntas, sobre la vecería en los pomares, el retorno de talentos y las emisiones en la central térmica mierense de La Pereda».

Enrique López lamentó que en la reunión de Junta de Portavoces de este lunes «tratamos uno de los temas más espinosos en esta casa, que es la celebración de los plenos cuando aparecen festivos por medio. Estamos asistiendo a un discurso en el que se dice que no hay suficientes plazos para abordar cuestiones importantes, como es la reforma del Estatuto de Autonomía, pero luego se producen unas discusiones tremendas cada vez que queremos intentar que el Parlamento tenga una actividad medianamente normal». En octubre, recordó, únicamente habrá un pleno ordinario completo, el que se celebró la semana pasada, «y en el resto del mes no va a haber posibilidad de hacer ninguno en condiciones, con fase de control y de orientación. Presentamos una propuesta para que el jueves próximo el pleno tuviera sesiones de mañana y tarde, pero no fue posible lograr la mayoría suficiente».