La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) que anula el proceso de selección de personal en la Sindicatura de Cuentas no es, en opinión de Enrique López, «para nada sorprendente. El síndico no puede decidir quién trabaja y quién no trabaja en la Sindicatura de Cuentas, porque eso vulnera la independencia a la hora de fiscalizar». El diputado del Grupo Parlamentario de Podemos Asturies recuerda que «desde que llegamos al Parlamento asturiano venimos denunciando la situación de las políticas de contratación en el sector público. Llamamos al síndico a comparecer ante la Comisión de Hacienda para evaluar su relación de puestos de trabajo, porque se habían cometido varias irregularidades que ahora los tribunales están confirmando».

El TSJA confirma las irregularidades en contratación de personal de ese órgano denunciadas por Podemos Asturies, recuerda el diputado

El parlamentario de la formación morada añade que «nos encontramos con que la Sindicatura de Cuentas, que debería ser el órgano independiente que diera ejemplo en políticas de personal y en cualquier otro desarrollo administrativo, tiene a la mayoría de su plantilla sostenida a dedo durante años con diversas artimañas». Y eso, asegura, «incumple la legislación, porque ahora mismo en el sector público los nombramientos directos solamente se pueden utilizar como una medida absolutamente excepcional».

Dicha situación, reitera, al síndico mayor, Avelino Viejo, «se la recriminamos en su momento y le dijimos que debería asumir su responsabilidad. Dijimos claramente que no queremos demoler los instrumentos de fiscalización que hay en Asturies para la gestión pública, pero sí creemos, y así lo planteamos con la Ley Anticorrupción, que deben preverse unos órganos de fiscalización que tengan una independencia real, no ficticia. Y sabemos que el síndico fue militante y alto cargo del PSOE, como Mercedes Fernández fue también síndica».

Enrique López concluye señalando que desde el Grupo Parlamentario de Podemos Asturies no se pedirá la dimisión de Avelino Viejo, pero «vamos a exigirle que arregle inmediatamente, en la línea de lo que plantea el TSJA, la situación que tiene con su personal. Esa independencia formal pero no real es una brecha que hay que corregir».