Las diferencias salariales respecto a otras comunidades autónomas «pueden llegar hasta los 15.000 euros anuales», denuncia el diputado

El Grupo Parlamentario de Podemos Asturies aboga por la equiparación salarial de las trabajadores y trabajadores del sector público asturiano respecto a los de otras comunidades autónomas. El diputado Enrique López ha señalado este martes que «en Asturies, donde el Gobierno socialista acató y aplicó con mano de hierro los recortes promulgados por el Ejecutivo de Rajoy, se calcula en más de un 20% el poder adquisitivo perdido en una década y debería ser ahora cuando se abordara no solamente la recuperación de los salarios, sino también, al igual que con el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, la equiparación salarial para eliminar los agravios comparativos entre comunidades autónomas».

El parlamentario de la formación morada ha puesto de relieve que «las diferencias salariales que sufren las empleadas y empleados públicos asturianos respecto a comunidades como Euskadi, Navarra o Cataluña pueden llegar hasta los más de 15.000 euros anuales para algunos de los grupos funcionariales». En cuanto a las comunidades vasca y navarra, «suponen en todos los grupos de clasificación un saldo negativo para la función pública asturiana, en una horquilla que va desde los 1.700 euros al año de menos que cobra una empleada pública respecto a su homóloga en Euskadi o los 3.026 menos al año menos respecto a Navarra en los grupos más bajos, hasta los 15.463 euros anuales que recibe de menos en Asturies un empleado público de los cuerpos superiores en comparación con el País Vasco o los más de 10.000 en los que les superan en Navarra».

Ha denunciado, asimismo, que en el caso de la docencia, el funcionariado asturiano está entre «los peor pagados de España, con diferencias medias de casi 8.000 euros anuales respecto al profesorado del País Vasco y de cerca de 6.000 euros por año respecto a las maestras y maestros de esa misma comunidad». En el sector sanitario asturiano, «las retribuciones públicas se hallan igualmente por debajo, con diferencias que pueden superar los 5.000 euros anuales respecto a la media del conjunto de comunidades autónomas».

En Justicia, explica Enrique López, «el funcionariado asturiano que depende del Principado se encuentra también entre los peor retribuidos de las comunidades que tienen asumida esta competencia, algo que motivó movilizaciones y huelgas para conseguir que el Gobierno asturiano incrementara el complemento específico con el que se contaba en otras comunidades». Aclara que «recientemente fue firmado un acuerdo, pero las diferencias, aunque menores, siguen existiendo, con agravios importantes respecto a los casos vasco o navarro, que son la referencia de comunidades con mayores salarios en las administraciones públicas».