El portavoz de Podemos Asturies se muestra optimista ante la posibilidad de pactar «unos presupuestos de cambio sólidos para 2019»

«Creemos que hay, por parte de la FSA y por parte de Podemos Asturies, una coincidencia en valorar la importancia del acuerdo presupuestario firmado en Madrid entre el Gobierno y Unid@s Podemos, y es importante asturianizar los frutos de ese acuerdo», aseguró Enrique López a los medios de comunicación al finalizar la primera reunión de negociación de presupuestos entre la formación morada y representantes del Ejecutivo y del PSOE asturiano. El portavoz parlamentario considera que ambas partes tienen el convencimiento de que el acuerdo estatal «abre una línea de negociación y de avance importante. Lo vamos a poner todo de nuestra parte para que Asturies cuente en 2019 con unos presupuestos de cambio sólidos que supongan mejoras para la vida de la gente».

A este primer encuentro, celebrado en la tarde del lunes, acudieron en representación socialista el presidente del Principado, Javier Fernández; la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo; la secretaria de Organización de la FSA, Gimena Llamedo, y el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Marcelino Marcos, mientras que por parte de la formación morada participaron, además de Enrique López, la coportavoz parlamentaria, Lorena Gil; Daniel Ripa y Nuria Rodríguez, secretario general y portavoz de Podemos Asturies, respectivamente.

Enrique López reconoció que alcanzar un acuerdo «va a costar trabajo, pero somos optimistas a la hora de valorar que es posible llegar a ello, porque notamos un talante diferente en el Gobierno asturiano y eso ya de por sí es positivo». Concretó que el Ejecutivo presidido por Javier Fernández «nos transmite que todo está abierto y a partir de ahí entendemos que es posible entrar en cuestiones que vayan más allá del simple maquillaje. En ese sentido, supone una diferencia sustancial respecto a años anteriores».

El portavoz parlamentario puso el acento en «el escenario presupuestario en el que nos movemos para 2019, con un incremento del techo de gasto y, por tanto, más posibilidades para realizar ajustes en cuanto a las prioridades políticas que queremos abordar. También hemos hablado de los compromisos ya asumidos que pueden limitar, en cierta manera, algunos de esos ajustes».

Dicho eso, aclaró que se hizo llegar a la representación socialista «la necesidad de contar con mayor detalle de los números que se barajan, el Ejecutivo nos va a enviar algunos documentos en los próximos días donde se refleje el impacto presupuestario de medidas ya comprometidas para 2019». En esta primera toma de contacto, añadió, «planteamos cuáles eran los ejes centrales que deberían abordar unos presupuestos de cambio, que pasan por una mayor dedicación de recursos a la ayuda a la dependencia, la sanidad pública, la educación, el empleo, las políticas de juventud… Quedamos en ir concretando en los próximos días las propuestas».