El portavoz ve necesario que haya cambios fundamentales «para que se abra un nuevo escenario para las asturianas y los asturianos

Ante la pregunta de si va a beneficiar a Asturies el cambio de inquilino en el Palacio de La Moncloa, el portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos Asturies responde que «todo dependerá de que Pedro Sánchez aplique o no la ‘doctrina Javier Fernández’, que consiste en gobernar con un Ejecutivo en minoría o más bien minifundista, minimizar el impacto de la corrupción y no cambiar el modelo productivo, aferrarse a las inercias, como ha hecho el PSOE asturiano, que ha mantenido una política muy seguidista respecto a Mariano Rajoy». Emilio León considera que «si Sánchez se aleja de la ‘doctrina Fernández’ nos irá mucho mejor, tendremos la ocasión de que se abra un nuevo escenario para las asturianas y los asturianos».

El portavoz en el Parlamento asturiano añade que «ahora que se termina la excusa de Rajoy, que era el principal recurso de Javier Fernández hasta que Fernández lo llevó a la investidura con su abstención desde la gestora socialista. Vamos a ver si con Pedro Sánchez se acaban las excusas y llegan los cambios». Y advierte de que «va a haber cambios simbólicos, gestos por parte de Sánchez, pero con eso no podemos conformarnos. Recordemos que España y Grecia son los únicos países de la Unión Europea donde los niveles de empleo no se han recuperado y eso exige algo más que gestos».

Enlazó las novedades en la política estatal con la actualidad asturiana al anunciar los temas que la formación morada llevará al Pleno de la Junta General esta semana. Manifestó que «hemos conseguido que caiga Rajoy, ahora vamos a ver si conseguimos que no se caigan los tejados de los institutos y los colegios asturianos, como sucede en el Infanta Leonor de Castrillón. Esa va a ser una de nuestras primeras preguntas en el próximo pleno». También se interpelará al consejero de Educación, Genaro Alonso, «sobre el modelo de escuelas de cero a tres años. Parece que vamos a tener que seguir esperando a que haya un Gobierno de cambio en Asturies, porque el PSOE asturiano sigue sin apostar claramente por la gratuidad y por la universalización de la oferta de cero a tres años».

Podemos Asturies también llevará al debate en el hemiciclo una pregunta en materia de empleo en relación con el supermercado avilesino de Llaranes (antiguo economato de Ensidesa), puesto que «queremos saber por qué en este caso sí interviene la SEPI, que no da continuidad a la empresa que estaba trabajando y operando en este economato, poniendo así en riesgo los puestos de trabajo, defendidos por movilizaciones de vecinos y vecinas, además de las 7.000 firmas recabadas». Explicó que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) «no interviene en el caso de Duro Felguera y celebra que entren nuevos inversores, le da igual que estén o no relacionados con los ‘papeles de Panamá’, pero en cambio sí interviene para poner en peligro un economato».

Asimismo, la formación morada preguntará, en relación con la oposición que hay en marcha en sanidad, «si no teme el consejero que con la gestión que está haciendo haya reclamaciones que bloqueen esta Oferta Pública de Empleo tan necesaria». En materia de dependencia se pondrá el foco de atención sobre «lo que sucede con las contrataciones, porque creemos que es muy importante no solamente que se incorporen las cláusulas sociales, sino que se respeten los tiempos en la contratación, y vamos a preguntar por ello en la gestión del ERA».

En el pleno de orientación también se va a plantear un asunto relacionado con las Iniciativas Legislativas Populares (ILP). Emilio León explica al respecto que «lo que ha hecho que cayese Rajoy ha sido lo insostenible de los casos de corrupción y la intervención de la judicatura, pero sobre todo la ola de malestar, que arrancó con el 15-M y que pone sobre la mesa que ya no es posible gobernar de espaldas a las reivindicaciones de la ciudadanía». En tal sentido, «creemos que hay que ir un paso más allá, ya nadie puede gobernar bloqueando o cerrando los parlamentos a las iniciativas de la ciudadanía. Vamos a plantear de nuevo un mecanismo para facilitar y agilizar la tramitación de las ILP reduciendo el número de firmas necesarias, ampliando la población que lo pueda hacer para incluir a personas a partir de dieciséis años, acortando los plazos y permitiendo que sean los impulsores de la iniciativa quienes la defienden en el propio pleno del Parlamento».