«Los incendios forestales de estos días se preveían por la situación climatológica, así que la pregunta es por qué no se adoptaron las medidas necesarias para prevenirlos». Emilio León ha puesto hoy el acento en la responsabilidad política a la hora de exigir explicaciones sobre los fuegos que afectan a cerca de una veintena de concejos asturianos. El portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos Asturies se ha desplazado al Suroccidente asturiano, donde también están siguiendo sobre el terreno la situación Andrés Fernández Vilanova, diputado por la circunscripción occidental, y Mayi Colubi, secretaria general de Podemos Ibias.

El portavoz parlamentario de Podemos Asturies ha visitado diversas zonas del Suroccidente asturiano afectadas por el fuego

Emilio León ha señalado, en declaraciones a los medios de comunicación, que «de aquí se tienen que extraer las lecciones que no se están aplicando tras el drama de la ola de incendios de diciembre de 2015. Hoy ha amanecido toda Asturies con el humo en la garganta. Los responsables políticos deben tomar las medidas antes, no cuando llegan los incendios». En ese sentido, ha reclamado «políticas de prevención, con una dotación presupuestaria adecuada, políticas forestales que utilicen y vean el monte como un recurso del cual la gente tiene que vivir, porque si no hay población en el mundo rural no se va a impedir este tipo de catástrofes».

Ha recordado que «tiene que haber un marco legal, no puede ser que los acotamientos de montes se los lleve por delante una política absolutamente irresponsable. Necesitamos una política de acotamientos que permita la regeneración de la cubierta vegetal y, por supuesto, concienciación ciudadana y recursos para los servicios de extinción, porque tampoco puede ser que se recorte y que se negocie constantemente con aquellos trabajadores que luego tienen que entregarse a las labores de extinción».

Emilio León, que se ha acercado hasta las inmediaciones de la Reserva Natural de Muniellos, ha alertado de que «venimos de estar con el guarda forestal y la situación a las puertas de Muniellos es alarmante. Sería tremenda la pérdida de biodiversidad que supondría que el fuego invadiera Muniellos». Y ha recalcado, acerca del valor mediambiental de ese espacio, que «ver amenazado Muniellos es como tener amenazado el Parque Nacional de Doñana».

Respecto a la responsabilidad de lo que está ocurriendo, ha apuntado que «no es un fenómeno simplemente natural. Hay unas responsabilidades políticas y hay delincuentes que provocan estos incendios. Lo que se tiene que hacer es actuar para prevenir, pero también dejar que los grupos encargados de extinguir e investigar realicen su trabajo». Ha aprovechado la ocasión para agradecer su labor «a los servicios de extinción y también a los vecinos y vecinas que se están dejando la piel para tratar de impedir que este patrimonio natural, que es de todos, corra peligro».