Podemos Asturies plantea que el Ejecutivo asuma la gratuidad de esa etapa educativa hasta final de legislatura y su progresiva universalización

«Desde el 1 de enero las familias asturianas no pagarán las escuelas de cero a tres años si el Gobierno acepta desbloquear los presupuestos. Nadie puede entender que por dos millones de euros en unas cuentas de 4.500 millones no se desbloquee la gratuidad de las escuelas infantiles». Con esas palabras ha sintetizado Emilio León, en declaraciones a los medios de comunicación, la posición del Grupo Parlamentario de Podemos Asturies con vistas a las últimas horas en la negociación presupuestaria. El portavoz ha señalado que la formación morada ha presentado un total de noventa enmiendas parciales para tratar de mejorar el proyecto presupuestario, así como una enmienda a la totalidad que será retirada si el Ejecutivo socialista acepta la gratuidad de la etapa educativa de cero a tres.
Emilio León ha apuntado que «asumimos que la integración en el sistema público como otra etapa educativa tendrá que esperar a que gobierne Podemos Asturies, esperemos que en 2019, y que la progresiva universalización vendrá de la mano de un Gobierno del cambio». Por tanto, ha dicho, «el Ejecutivo se ha quedado sin excusas. Si a partir del 1 de enero los asturianos y asturianas siguen pagando las escuelas infantiles, será responsabilidad exclusiva del Gobierno de Javier Fernández y de la FSA».

Ha lamentado que en el proyecto de presupuestos el Grupo Socialista «se niega a incrementar la dotación para profesionales en la sanidad con vistas a acortar las listas de espera, y evita medidas claras y contundentes para afrontar uno de los principales problemas con los que nos encontramos, que es el de la vivienda». Tampoco se ven recogidas «las demandas en materia de política de empleo, y sin embargo consideramos que la educación y la escuela infantil es una apuesta clara y estratégica». Así las cosas, «le hemos propuesto al Gobierno que asuma la gratuidad de las escuelas infantiles de cero a tres años de aquí al final de la legislatura y su progresiva universalización. Estamos en condiciones de ofrecer la retirada de la enmienda a la totalidad si acepta esta propuesta. Nadie entendería que por dos millones de euros y por la propia cerrazón del Gobierno y de la FSA las familias asturianas tengan que seguir pagando las escuelas infantiles».

Emilio León ha instado a la FSA a «abandonar posiciones de inmovilismo, debe emplazar al Gobierno para resolver esta situación. Nosotros no podemos hacer más, el dinero y los resortes están en manos del Gobierno». Ha denunciado, asimismo, que «nos hemos encontrado con que, a pesar de las demoledoras conclusiones del dictamen de la comisión de investigación de las listas de espera, el Gobierno se niega a asumir la principal conclusión, la de que no es suficiente la transparencia si no hay asignación de recursos a la contratación de personal». Ha aclarado que «puede haber una contratación más eficiente, que es lo que hemos venido defendiendo, tiene que haber un ahorro, pero ese ahorro debe conducir necesariamente al refuerzo de personal de atención primaria y de atención hospitalaria».