“El proceso de paz de Colombia peligra: hay denuncias documentadas de presencia paramilitar y el gobierno no está haciendo nada”, ha advertido hoy la eurodiputada de Podemos Tania González Peñas, que participa esta semana de la XIII Delegación Asturiana de Observación de Derechos humanos, un programa pionero del Principado sobre acogida de refugiados colombianos. En su visita oficial González denuncia la presencia de grupos paramilitares en diferentes regiones del país, la violación sistemática de los derechos Humanos y la falta de garantías.

La eurodiputada de Podemos Tania González Peñas denuncia la presencia de grupos paramilitares en diferentes regiones del país, la violación sistemática de los derechos Humanos y la falta de garantías

La delegación asturiana, que visita por 13ª vez Colombia para observar el respeto a los derechos humanos en el país, ha visitado el pasado 27 de febrero la zona veredal transitoria, donde permanecen alrededor de 350 guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Fila, en la región de Tolima.

“Hemos comprobado sobre el terreno que el Gobierno de Juan Manuel Santos no está cumpliendo con los acuerdos de paz suscritos con la guerrilla, lo que supone un serio peligro para el proceso de paz por la ralentización a la que se está sometiendo la aplicación de los puntos pactados”, asegura González Peñas.

“En concreto, no se están respetando los pactos en cuanto a la logística del campamento y en cuando a la amnistía de los guerrilleros encarcelados”, concreta la eurodiputada de Podemos.

La zona veredal, donde residen durante un período de tiempo -que cada vez es más incierto- los guerrilleros de las FARC, entre los que hay mujeres embarazadas, bebés de pocos meses y enfermos, “no cuenta con las instalaciones básicas para que los guerrilleros puedan hacer su transición hacia la vida civil con dignidad y condiciones mínimas de salobridad”, comenta.

Tania González participa esta semana de la XIII Delegación Asturiana de Observación de Derechos humanos, un programa pionero del Principado sobre acogida de refugiados colombianos

“Cumplir los acuerdos pasa por acondicionar las zonas veredales y cumplir con las condiciones mínimas de salubridad”, asegura González Peñas. “El Gobierno colombiano no ha acondicionado en absoluto el lugar y los insurgentes se encuentran prácticamente aislados en una zona de pradera, expuestos a las lluvias y al frío sin refugios dignos, tal y como garantizaba el Ejecutivo en los Acuerdos de Paz”, añade la eurodiputada asturiana.

“Se pone en peligro el proceso de Paz si las autoridades no hacen nada mientras se produce un rearme de grupos paramilitares”, sostiene. “Hay que descentralizar el proceso de paz y que se tenga en cuenta la realidad de las diferentes regiones. Todo se gestiona desde Bogotá, por ejemplo la comida y la carne salen desde Bogotá y cuando llegan a las zonas veredales ya se ha echado a perder, cuando la idea original fue que la implantación de estas zonas tuviera un impacto económico positivo en las regiones”, abunda González Peñas.

“Asimismo”, recuerda, “en los acuerdos el gobierno se comprometía a combatir y erradicar los nuevos grupos paramilitares que están produciendo una escalada de violencia contra líderes comunitarios y activistas sociales”.

Desde la firma de los acuerdos, 26 líderes comunitarios han sido asesinados. Además, según un informe de Amnistía Internacional, el 28% de los defensores de derechos humanos asesinados en todo el mundo en 2016 eran colombianos”, denuncia.

“El gobierno Colombiano está incumpliendo los acuerdos en las dos zonas veredales que estamos visitando, esto no puede seguir así. La paz debe de tomarse en serio y comprometerse a cumplir los acuerdos firmados. Pacta Sunt Servanda”, afirma González Peñas.