Podemos Asturies inicia una campaña para suprimir una de las tarifas más altas del norte y que nos hace ciudadanas y ciudadanos de segunda

Las vallas publicitarias que ha contratado Podemos Asturies para instalar en diversos puntos de nuestra comunidad autónoma tienen el propósito de denunciar lo que consideramos un agravio diferencial hacia Asturies, que paga la tarifa más alta del norte -y una de las más altas del país- por viajar a Madrid: 27 euros en cada viaje de ida y vuelta. El peaje de la autopista asturleonesa no favorece precisamente a la economía asturiana y, además, supone un castigo particularmente doloroso en fechas festivas como las de Semana Santa. La Operación Salida les supone, a las asturianas y asturiano, un desembolso extra que no solo es injusto, sino que se pretende alargar hasta 2050 aplicando la dudosa prórroga aprobada por el Gobierno de Aznar y Cascos.

Podemos Asturies no solo ha presentado iniciativas en la Junta General y en el Congreso instando a la supresión del peaje del Huerna, sino que estudia iniciar medidas legales contra esta prórroga, impulsada por el Partido Popular justo antes de que la autopista fuera vendida a Aucalsa, un consorcio liderado por Sacyr, empresa que aparecía en los papeles de Bárcenas. No hay justificación para que se mantenga un peaje injusto, un freno al turismo y a la actividad económica que castiga con especial saña a Asturies en un momento en el que el Gobierno del PP estudia gastarse más de 4.000 millones de euros en rescatar carreteras que en nada aprovechan a nuestra comunidad autónoma.

En definitiva, por motivos económicos, pero también, y ante todo, por respeto a los asturianos y asturianas, iniciamos una campaña que pretende favorecer la supresión de un peaje que llevamos pagando 35 años. Estamos en un momento, además, en el que acabamos de conocer que 132.000 asturianos residen en el extranjero (2.500 más que el año anterior) y más de 70.000 viven en ciudades de fuera de nuestra comunidad. Cada vez emigra más gente y, encima, el peaje les cobra cada vez que vuelven a su tierra. Si no conseguimos suprimirlo en esta legislatura, podría entrar en vigor la prórroga del PP y extenderse hasta 2050.

Esta vez la supresión del peaje tiene que ir en serio, y no como sucedió en 2004, cuando el PSOE se comprometió a eliminarlo. Sobra decir que faltó a su promesa. Con estas vallas Podemos Asturies inicia una campaña que no concluirá hasta que consigamos ponerle fin a esta tomadura de pelo que paga Asturies entera y quienes quieren visitarla.