Rafael Palacios, acompañado de Miguel Ángel Alonso, representante de un grupo de afiliados de CC.OO. de Cangas de Narcea, valoró la actual situación de la construcción de la residencia de mayores del concejo, así como la situación de la vivienda pública en el occidente de Asturies

«Es una reivindicación antigua la necesidad de tener una residencia para personas mayores en Cangas. Una residencia que, en principio, tenía un proyecto en la zona de El Reguerón y que, después, sufrió un cambio por parte del Gobierno que está ahora proponiendo realizarla en un terreno que estaba destinado a un centro de salud en la zona de La Cortina, con un recorte importante. Con lo cual, de una residencia que se planteaba en torno a ciento y pico, 200 personas, queda reducida en torno a 50 plazas.

Estamos ya en el mes de octubre y cuando acudimos a los presupuestos y hacemos una pregunta a la consejera lo que nos encontramos es que el Gobierno, lo que nos dice, es que no tiene proyecto que presentarnos y que están en proceso de iniciar la licitación para pedir un proyecto.

La reivindicación de una residencia para Cangas del Narcea es la reivindicación de una residencia que atienda a las necesidades presentes y las necesidades futuras. 50 plazas no responden a las necesidades. Lo que estamos planteando es un verdadero compromiso del Gobierno de Asturies con las creación de una residencia para personas mayores en Cangas del Narcea, que se explicita con un partida económica concreta que se destine en los presupuestos, que no la hay, con un proyecto de construcción que se pueda analizar, que tampoco lo hay, y con un terreno en el que se pueda construir una residencia que responda a las necesidades de Cangas del Narcea y del entorno, con 150 plazas como mínimo».

Nuestro diputado aprovechó para incidir también en otra de las situaciones que está viviendo la comarca occidental de Asturies. «En todo el occidente de Asturies solamente hay, en estos momentos, 30 viviendas públicas disponibles y, en Cangas del Narcea, una, mientras hay decenas de escuelas rurales vacías y abandonadas que se podrían rehabilitar y se podrían reacondicionar para vivienda joven», señaló Rafa Palacios.