Podemos Asturies y el Conceyu pola Transición Xusta proponen la creación de una comisión de estudio en el Parlamento que analice los proyectos que se presenten a las ayudas de los fondos europeos

El portavoz lamenta la “tardanza y la opacidad” del Ejecutivo autonómico en la gestión de los fondos y le pide que excluya de las ayudas a las empresas que incumplas sus obligaciones en materia de transición justa

Podemos Asturies y el Conceyu pola Transición Xusta de les Comarques Mineres vamos a llevar al Parlamento la creación de una comisión de estudio para analizar los proyectos de transición justa en Asturies. Así, este mismo lunes hemos registrado en la Cámara asturiana la propuesta y ésta será debatida en la próxima comisión de industria que tendrá lugar en dos semanas.

En una rueda de prensa, el portavoz en la Xunta Xeneral, Daniel Ripa, y la portavoz del Conceyu pola Transición Xusta, Esmeralda Palacio, han explicado que el objetivo de esta iniciativa es que lleguen al Parlamento “proyectos, testimonios de expertos y obligaciones de financiación” y, de esta manera, que “se hable de cuales tienen que ser esos proyectos de reactivación económica de transición justa, que se tienen que desarrollar en las comarcas afectadas por el carbón”, tanto de las cuencas del Caudal y del Nalón como del suroccidente asturiano.

En ese sentido, Ripa y Palacio, manifestaron la necesidad de que el Gobierno asturiano “apueste por la transparencia y el liderazgo de la sociedad civil para poder lograr una transición justa en Asturies”. Además, han pedido “eludir las ocurrencias” y han recordado que hace unas semanas se enviaron al ministerio 19 proyectos de transición justa y se rechazaron 18 por falta de rigor. Así, han insistido en que “es necesario salir de las ocurrencias” y evitar que “tengamos una burbuja de proyectos que no tienen ninguna credibilidad, ni viabilidad de generación de empleo”.

Por otro lado, han señalado al Ejecutivo autonómico por “la tardanza y la opacidad” con la que está llevando la gestión de los fondos europeos y por esto mismo, han manifestado que “tiene que servir lo que hemos aprendido hace treinta años con la tramitación de los fondos mineros, puesto que, como no se realizaron con rigor, los proyectos quedaron en unas pocas manos y con malos usos”.

En contraposición a esto, han recordado la propuesta de Podemos Asturies en colaboración con el INDUROT para la regeneración de los espacios industriales baldíos de Llangréu, y que podría generar hasta 2000 empleos.

Por último, han pedido al Gobierno de Adrián Barbón que estudie la posibilidad de “excluir de los proyectos financiables con fondos de la Unión Europea, a aquellas empresas que incumplan sus obligaciones con la transición justa. Así, han solicitado la generación de dos puestos de trabajo por cada empleo perdido en estas zonas mineras, porque sino “esto no es una transición justa, es una mentira y un cierre sin alternativas”.