Tras el descomunal incendio que volvió a azotar la zona del Valledor en octubre de 2017, ahora son las tormentas las que castigan con saña este territorio, agravando el deterioro de su suelo y sus infraestructuras. Siendo como es un hecho previsible que el terreno se erosione con facilidad tras un incendio, debieran ponerse en marcha medidas para contener y aminorar los efectos de este fenómeno, y por supuesto abordar los daños en las infraestructuras con la mayor diligencia posible.

Además, nos encontramos con un problema derivado de estos desperfectos especialmente relevante: el bloqueo del transporte escolar de Aguanes, que afecta a tres escolares de dos de las familias que viven en ese pueblo. La imposibilidad de atravesar la pista con un vehículo convencional impide que los taxis de la zona puedan hacerse cargo de la ruta Aguanes-Berducedo. En Allande, por consiguiente, hay tres escolares que todavía no han podido empezar el curso.

La situación es insostenible y requiere una respuesta inmediata. Por un lado, la Consejería de Educación debería ponerse de acuerdo con la Dirección General de Montes para habilitar un transporte en todoterreno que permita la escolarización desde el primer momento. Por otra parte, la Consejería de Infraestructuras habría de poner en marcha, en primer lugar, una estabilización de la vía y, en segunda intención, un proyecto de obra que la consolide y evite incidentes futuros. Por todo ello, desde el Grupo Parlamentario de Podemos Asturies trasladaremos con urgencia esta situación a la cámara asturiana, requiriendo soluciones a ambas consejerías mediante preguntas parlamentarias que se sustanciarán en el próximo pleno.