Nuestro diputado en la Xunta Xeneral Rafael Palacios y la diputada de IU-Asturies Ángela Vallina han exigido esta mañana la intervención de Naciones Unidas, del Gobierno de España y del Gobierno de Asturies para proteger a la activista saharaui Sultana Jaya y a su familia. Lo han hecho acompañados por Alberto Suárez, representante de la Plataforma Asturiana Paz y Justicia para el Pueblo Saharaui, y por el delegado saharaui en Asturies, Yahia Edjil.

Rafa Palacios: “Denunciar la gravísima situación y el peligro de muerte que está corriendo la activista saharaui Sultana Jaya. Sultana Jaya trabaja por los derechos de las mujeres y por el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui. Es una de las caras más visibles de la resistencia en las zonas ocupadas del Sahara Occidental, que está manteniendo una confrontación directa contra las autoridades de ocupación marroquíes. Ella y su familia están siendo sometidas a maltratos y agresiones físicas, psicológicas, verbales y sexuales para que cesen en las reivindicaciones pacíficas a favor de la autodeterminación e independencia del pueblo saharaui. Desde hace casi un año están en arresto domiciliario.

El régimen marroquí está aprovechando la situación de guerra y el cierre de fronteras por culpa de la pandemia para instaurar un clima de miedo, de represión y de persecución contra los civiles saharauis, contra los medios de información y los periodistas tanto nacionales como internacionales. Está prohibiendo cualquier tipo de visita de delegaciones y misiones de verificación de Derechos Humanos y misiones humanitarias. Hay que recordar que el Sahara Occidental es la última colonia de África pendiente de descolonización y, además, que la potencia administradora sigue siendo España. Por lo tanto, España sigue teniendo responsabilidad sobre los hechos que están aconteciendo en esa zona.

Exigimos al Gobierno de Asturies que se dirija a Naciones Unidas, a la Unión Europea y al Gobierno de España pidiéndoles que actúen con carácter de urgencia y que protejan la vida de la activista Sultana y de su familia, que están en serio peligro de muerte. Asimismo, pedimos al Gobierno de España que cumpla con sus responsabilidades como potencia administradora y que exija al gobierno de Marruecos el respeto del derecho internacional humanitario y de los Derechos Humanos en las zonas ocupadas. Exigimos la celebración de un referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui según está reconocido y acordado en varias resoluciones de Naciones Unidas”.

Ángela Vallina: “Hay dos conflictos internacionales que parecen eternos: el de Palestina y el del Sahara. En el conflicto del Sahara, España tiene una responsabilidad como antigua potencia colonial. Es hora de impartir la justicia al pueblo saharaui. La condiciones en las que viven son inhumanas”.