El secretario general de Podemos Asturies también abordará con diversos eurodiputados la situación de aislamiento que sufre Asturies

Daniel Ripa, como diputado y secretario general de Podemos Asturies, y Mario Suárez, portavoz municipal de Xixón Sí Puede y secretario general de Podemos Xixón, viajarán mañana, martes, a Bruselas acompañando a una delegación de una treintena de personas (siete de ellas, asturianas) afectadas por la estafa de la cadena de clínicas iDental. El representante de la formación morada asturiana señala que este viaje parte de una iniciativa de Podemos en el Parlamento Europeo «para explicar a la Comisión Europea cómo fue el fraude de iDental, qué dejación de funciones hizo el Gobierno español en materia de consumo, publicidad y servicios sanitarios, y plantear qué iniciativas, tanto desde la UE como de los gobiernos estatales y autonómicos, se pueden poner en funcionamiento para evitar ese tipo de fraudes».

Daniel Ripa ahondó en la idea de que en el caso de iDental «estamos hablando de una de las mayores estafas de la historia en España, con más de mil personas afectadas en Asturias, y requiere una solución para que no se repita». Durante el martes y el miércoles, la delegación desarrollará una amplia agenda de reuniones con eurodiputadas, eurodiputados y representantes de la Comisión Europea, ya que «en materia de protección del consumidor las instituciones comunitarias han mantenido unos estándares que han servido de referencia para avanzar, con sentencias y normativas, y creemos que hay que ir más allá, porque no se puede repetir un fraude en un servicio sanitario básico, como es la atención dental».

Asimismo, aprovechando la visita, detalla que «desde Podemos Asturies mantendremos diversas reuniones con europarlamentarios que tengan que ver con los retos de Asturies en la UE en materia de infraestructuras, ante el aislamiento que sufrimos tanto en transporte aéreo como en otro tipo de conexiones, y para afrontar también retos en materia demográfica con una estrategia enmarcada en el noroeste peninsular, donde la falta de conexiones y el poco dinamismo económico, fruto de ese aislamiento, están provocando que haya una bajísima natalidad».