Iván G. Fernández

El secretario general señala, tras reunirse con Asetra y tres cooperativas de transporte, que hay «un clamor» contra la autopista de pago

«Pedro Sánchez y el ministro José Luis Ábalos deben tomar nota, poner a Asturias en el mapa de las autopistas que hay que suprimir, buscar los mecanismos y los resquicios legales para que en 2021 se elimine el peaje del Huerna y no se mantenga la ampliación hasta 2050». Así lo ve Daniel Ripa, que tras cerrar este martes una ronda de encuentros con representantes del transporte asturiano señala que «en el sector hay un clamor, desde nuestro punto de vista, sobre la supresión del peaje del Huerna. Compartimos esa visión de que perjudica, lastra la competitividad de nuestras empresas».

El diputado y secretario general de Podemos Asturies recuerda que «los peajes suponen un 10% del coste de un viaje a Madrid y cerca de 1.200 transportes de mercancías cruzan diariamente el peaje del Huerna, con lo cual estamos hablando de un impacto muy grande en la economía asturiana». En su opinión, «no puede ser que haya una discriminación comparativamente con Cantabria o con Galicia, que nuestras empresas tengan un sobrecoste por el hecho de estar asentadas aquí. A las empresas asturianas hay que apoyarlas para que generen más empleo, para que consigan que más gente se quede en Asturias, no aumentar sus costes para restarles competitividad respecto a las de comunidades limítrofes».

Sobre la petición de la empresa Aucalsa de una compensación económica del Estado para adaptar los túneles de la autopista a la nueva normativa en materia de seguridad, Daniel Ripa afirma que «nos parece un nuevo escándalo. Quienes nos van a sangrar a los asturianos y asturianas cerca de 3.000 millones de euros hasta 2050 encima nos pidan que paguemos los túneles». Recalca que la autopista asturleonesa «es una infraestructura estratégica que conecta Asturias con la meseta y debe tender a la gratuidad, porque es central para la economía asturiana». Lamenta que ni Zapatero ni Rajoy avanzaran hacia la supresión del peaje, y que el PSOE de Sánchez «prometiera que cuando llegara al Gobierno iba a suprimirlo, pero en la primera declaración del ministro Ábalos aludió a los peajes de varias autopistas, y no estaba entre ellas el Huerna. Estamos un poco hartos de mentiras y falsas promesas».

Por su parte, Víctor Mariño, vicepresidente de la patronal asturiana de transporte Asetra, asegura que «estamos también por la supresión del peaje, aunque tememos que se pretenda cargar a los transportistas, a través de medidas fiscales, el coste de esa liberación de los peajes. Por lo demás, estamos totalmente de acuerdo con que sea una vía de libre circulación, porque es obvio que repercute en todos los asturianos, tanto a nivel de mercancías como de viajeros. Su supresión beneficiaría a toda la sociedad».

Iván G. Fernández

Además de con Asetra, Daniel Ripa se reunió esta mañana con representantes de las cooperativas de transporte Casintra, Asturcoop y Avilesina.