Podemos Asturies planteará en la Junta una declaración institucional en favor de un cambio legislativo para que el pago recaiga en la banca

Daniel Ripa ha cargado con dureza contra la sentencia del Tribunal Supremo sobre el pago del impuesto hipotecario, que supone «uno de los mayores bochornos de la Justicia española. Es una absoluta vergüenza que los jueces se hayan posicionado del lado de la banca frente a la gente, no nos merece el más mínimo respeto la posición adoptada por unos magistrados que han decidido salvaguardar los intereses de los bancos y compartimos el enfado que tiene toda la ciudadanía». El diputado y secretario general de Podemos Asturies ha reclamado, en una rueda de prensa con Dacio Alonso, presidente de la Unión de Consumidores de Asturias (UCE), «una profunda reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo» y ha anunciado que la formación morada planteará a los demás grupos parlamentarios esta semana una declaración institucional en favor de una reforma legislativa para que el impuesto hipotecario recaiga en la banca.

Daniel Ripa ha informado de que la reunión programada con Dacio Alonso tenía como objeto hacer seguimiento de diversos asuntos en materia de consumo, «pero la actualidad manda y de lo que debíamos hablar hoy es de la sentencia del Supremo, una sentencia inesperada, porque lo que estaba en cuestión, desde nuestro punto de vista, es si se incluía la retroactividad, y lo que nos hemos encontrado es peor aún que el indignante suceso que fue paralizar la sentencia». Ha recordado que se trata de «jueces nombrados por el CGPJ, que a su vez han sido nombrados por el PP y el PSOE, mayoritariamente. Se necesita una reforma en profundidad del método de designación de los miembros del CGPJ y del Tribunal Supremo».

Ha detallado que «llevaremos a la Xunta Xeneral el cambio de esta ley para que quede claro que el impuesto lo tiene que pagar la banca, no la ciudadanía. Basta ya de que una banca que hemos regado con dinero público para salvarla y rescatarla se ría de la gente». Y sumó su voz a la de quienes piden «la dimisión del presidente del Supremo y del presidente de la sala, en paralelo con una denuncia por prevaricación que Podemos ya ha registrado».

Por su parte, Dacio Alonso ha comenzado agradeciendo «una vez más al Grupo Parlamentario de Podemos Asturies que tenga sensibilidad con los temas de protección de los consumidores» y afirmó que «la sentencia es absolutamente vergonzosa, indignante. Yo creo que además los bancos, que ya tenían descontado todo esto, hasta se han sorprendido, no esperaban este favor que les hace el Tribunal Supremo».

El presidente de la UCE ha lamentado «la quiebra de confianza que provoca en la mayor instancia judicial que tenemos en España, que es el Tribunal Supremo. La gente ha percibido que la justicia está al servicio del poder económico, especialmente los bancos, que la justicia no es igual para todos. Y esa quiebra va a ser muy difícil repararla». Considera que «los responsables de esto tienen que presentar su dimisión. Y los ciudadanos en este caso también tenemos que dar una respuesta, saliendo incluso a la calle. Estamos estudiando la posibilidad de convocar por lo menos una concentración ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, como máximo representante del poder judicial en Asturias, para manifestar la indignación de la ciudadanía».