Ante la noticia difundida este martes sobre la posible quema de residuos plásticos en la central térmica mierense de La Pereda, según denuncia de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, Daniel Ripa ha expuesto que «el Gobierno asturiano tendría que desmentirlo inmediatamente, si no es así, y en cualquier caso aclarar qué ha pasado y comprometerse a que se paralice cualquier intento de incinerar en la térmica». El diputado y secretario general de Podemos Asturies ha avanzado que «vamos a preguntar en la Junta General al consejero Fernando Lastra si es verdad, y vamos a llevar el tema tanto al consejo de administración de Cogersa como al de Hunosa. Tiene que haber máxima transparencia».

El secretario general anuncia que Podemos Asturies llevará el asunto a la Junta y a los consejos de administración de Hunosa y Cogersa

Ripa ha ofrecido esa valoración en una rueda de prensa conjunta esta tarde en Mieres con Patricia García, concejala de Somos Mieres; Manuel Vicente, miembro del Consejo Ciudadano de Podemos Asturies, y los representantes vecinales Miguel ángel Martín y Sabino García, quienes en los últimos días han constado que de la citada térmica «salía un humo muy marrón, en tres fases. Y el olor era distinto… Hasta ahora nos vendieron que la térmica no estaba preparada para hacer esas quemas. Es totalmente incomprensible».

El secretario general de la formación morada ha recordado que hace un par de semanas «nos reunimos con asociaciones de vecinos afectados por la potencial quema de residuos en la central de La Pereda y adquirimos el compromiso de seguir apoyando la lucha contra cualquier clase de incineración encubierta en la térmica». Ha mostrado su preocupación ante la noticia de que se podrían estar haciendo «pruebas experimentales de quema de plásticos a pesar de que no existe autorización medioambiental y de que no hubo diálogo con los vecinos». Ha añadido que «durante todos estos años hemos tenido que oír que no había ninguna relación entre la contaminación y el cáncer. Hay un problema de salud pública y nos preocupa. Yo no sé si la solución que plantea el Gobierno es bailar la danza de la lluvia para combatir la contaminación. Lo que no puede ser es que estén saliendo noticias alarmantes y que no haya respuestas contundentes por parte del Ejecutivo asturiano».

Patricia García ha advertido, por su parte, que «la térmica de La Pereda no está adaptada para quema de plásticos actualmente. Todos los furanos y las dioxinas que puede emitir a la atmósfera resultan muy perjudiciales y, como muchos estudios sostienen, pueden ser cancerígenos». La concejala de la candidatura municipalista ha insistido en que «debería aclararse si realmente se están haciendo estas pruebas o no, porque la contaminación que existe en el área central de Asturies es ya lo suficientemente alta como para que encima la aumenten con quemas no controladas».