Iván G. Fernández

Podemos Asturies y UCE Asturias denuncian la impunidad de las entidades bancarias en prácticas abusivas como la de las cláusulas suelo

«Es sistemático el fraude de la banca, de las eléctricas y de otras grandes empresas. Debe haber sanciones efectivas que eviten que sea rentable incumplir la ley y atacar a los consumidores, porque es una práctica indecente». Daniel Ripa criticó a quienes cometen fraude y a quienes desde las instituciones de Gobierno no los combaten en una rueda de prensa ofrecida esta mañana en el Parlamento asturiano con el presidente de la Unión de Consumidores (UCE Asturias), Dacio Alonso, en relación con las cláusulas suelo hipotecarias. El responsable de la asociación de consumidores lamentó que «a pesar de los cientos y miles de sentencias en España no hay ni una sola sanción a los bancos por esta conducta, con lo cual les sale gratis no cumplir la ley».

El diputado y secretario general de Podemos Asturies aludió a los informes realizados para el Parlamento Europeo por el abogado y catedrático universitario Fernando Zunzunegui, en los que «queda claro que España está a la cabeza en la desprotección al consumidor, en nuestro país las instituciones han favorecido sistemáticamente a la gran banca y eso ha provocado unas situaciones de indefensión que son inaceptables». Recordó que «la mitad de las hipotecas en España han estado sujetas a cláusulas abusivas y tras la demoledora sentencia europea los bancos deberían haber paralizado el cobro de las cláusulas suelo al día siguiente y haber devuelto el dinero cobrado indebidamente, pero han obligado a los consumidores a ir a los tribunales».

Señaló que «hay familias que no reclaman, con lo cual los bancos se ahorran como mínimo la mitad del dinero que tendrían que pagar», y afeó la inacción del Gobierno asturiano. En su opinión, «no puede ser que el peso de la información de estas malas prácticas tenga que recaer en las asociaciones de consumidores. Se aprobó una resolución en la Junta General donde se exigía el Gobierno asturiano una campaña para informar a las cerca de 40.000 personas afectadas que tenían derecho a que el banco les devolviera todo el dinero que les había cobrado indebidamente».

Daniel Ripa añadió que entre las funciones del Ejecutivo asturiano también está «hacer una estimación de cuál es el número de personas afectadas por las cláusulas suelo y cuántos desahucios se han producido debido a ello, así como modificar, en último término, la Ley de Consumidores de Asturias, que hace muy difícil que se puedan imponer sanciones a los bancos por prácticas indebidas como esta».

Por su parte, Dacio Alonso comenzó expresando su agradecimiento «a Podemos Asturies y en concreto a su secretario general, Daniel Ripa, porque he de decir que es el único grupo que está contestando a nuestros planteamientos. Nos parece que en la Junta General del Principado no se habla habitualmente de lo que preocupa a los ciudadanos en su condición de consumidores y usuarios». Y denunció que «los ciudadanos podemos constatar que no somos los soberanos del mercado, sino los súbditos. Por eso carece absolutamente de protagonismo la protección de los consumidores».

Se refirió también al Juzgado de Primera Instancia número 6 de la capital asturiana, especializado en cláusulas suelo, del que dijo que «es el más eficiente y eficaz que tenemos en España. El 90% de sus sentencias son a favor del derecho del consumidor. No sólo se limita a condenar a la entidad a eliminar la cláusula suelo y a devolver lo que ha cobrado de forma abusiva, los intereses y el pago de las costas judiciales, sino que en el 90% de los casos la sentencia subraya que el banco actúa con mala fe, con temeridad y con la única intención de dilatar el procedimiento judicial para evitar pagarle a su cliente. Es una vergüenza y una indecencia». Y agregó que «estamos hablando de bancos que tienen una presencia tremenda en Asturias. En primer lugar, el Banco Popular, hoy propiedad del Santander. Tenemos después a Liberbank, Caja España y Caja Rural de Gijón. Los ciudadanos tienen derecho a saber cómo se comporta su entidad bancaria».

Dacio Alonso dejó caer el dato de que «igual hay un 30% de familias que no han reclamado aún a su banco la eliminación de la cláusula suelo». Y mostró su confianza en que, con el cambio de Gobierno en España «y con el nuevo perfil en el Congreso se pueda sacar adelante una ley hipotecaria decente que proteja los derechos del deudor hipotecario».