La localidad granadina acogerá diversos actos en el ochenta aniversario de la operación de liberación de 308 presos republicanos asturianos

En mayo de 1938, una audaz operación de comando dirigida por el comandante asturiano Luis Bárzana permitió la liberación de 308 presos republicanos asturianos confinados en el campo de trabajo de Fuerte Carchuna, en las proximidades de Motril. La localidad granadina acogerá el sábado y domingo de la próxima semana los actos conmemorativos del ochenta aniversario de ese episodio de la guerra civil. «Con este homenaje tendemos puentes entre Asturies y Andalucía por la memoria. Es nuestro primer acto conjunto asturandaluz y no podía ser por mejor causa», ha asegurado este jueves Daniel Ripa durante la presentación de los actos ante los medios de comunicación en la Casa de Cultura de La Felguera.

El diputado y secretario general de Podemos Asturies ha destacado que se trata de «una de las historias más olvidadas y sin embargo más bonitas, por la liberación de 308 personas asturianas que estaban recluidas y que probablemente iban a ser condenadas a trabajos forzados o a la muerte. Queremos homenajear a las personas que estuvieron recluidas y a las que llevaron a cabo esa operación de rescate que fue única durante la guerra civil por su resultado positivo». Y ha añadido que «no entendemos cómo una historia así formaba parte del olvido colectivo, tanto en Asturies como en Andalucía. No se puede construir un futuro sin homenajear a la gente que luchó por las libertades». Ha aprovechado para pedir la ayuda de la opinión pública con el fin de «localizar a familiares de gente que estuvo allí para que se sumen al homenaje».

Por su parte, Rubén Norniella, responsable del área de Memoria Histórica de Podemos Asturies y uno de los coordinadores de los actos, ha asegurado que «aquella fue una operación espectacular, con unas vicisitudes increíbles. Hay que decir que en el comando había también gente de la zona, de Motril, y miembros de las Brigadas Internacionales, del Batallón Lincoln la mayoría». Tras ser liberados, lograron pasar a las líneas republicanas.
Dorita Muriel, hija de Adolfo Muriel, un teniente asturiano que formó parte de una primera fuga y que después se sumó al comando para liberar a sus compañeros, señala que «mi padre hablaba de ello no como una grandeza, sino como algo anecdótico, a pesar de que, por lo que yo sé, él fue el promotor de la operación». Rosa Menéndez, hija de Gerardo Menéndez, que pertenecía al comando que lanzó el ataque de distracción previo para facilitar la operación de fuga, afirma que «Dorita y yo debimos de ser de las pocas que tuvimos conocimiento de esos hechos por nuestros padres, porque la mayoría no hablaban de ello».

Podemos Andalucía tomó la iniciativa de organizar esta celebración, a la que se sumaron de inmediato Podemos Asturies e Izquierda Unida, junto con diversas organizaciones memorialistas, entre ellas la Federación Asturiana Memoria y Republica (Famyr). Los actos programados incluyen dos mesas de debate, una sobre el aspecto histórico de la gesta y un segundo sobre memoria histórica, en la que participarán organizaciones memorialistas. También habrá un acto político, el homenaje a familiares y la interpretación de una suite musical que fusionará el Himno de Riego, el Asturias patria querida y un tema popular estadounidense, interpretados con guitarra y con la gaita de José Fernando Díaz Pindy, concejal de Somos Villaviciosa. Los actos del sábado culminarán con un concierto con representación andaluza, estadounidense y asturiana a cargo del grupo Taranus. El domingo se recorrerán las rutas seguidas por los fugados, por tierra y por mar, y habrá una comida campestre.