El secretario general, Mario Suárez y Tania González acompañan a una treintena de víctimas de la estafa en su visita al Parlamento Europeo

Daniel Ripa ha denunciado hoy nuevamente desde Bruselas que «a pesar de las denuncias y reclamaciones, los respectivos gobiernos autonómicos permitieron que las clínicas de iDental siguieran operando, con lo cual creemos que en último término la responsabilidad es de esos gobiernos». En ese sentido, el diputado y secretario general de Podemos Asturies ha anunciado en el Parlamento Europeo que «esta semana vamos a trasladar al Gobierno asturiano que incluya en los presupuestos del Principado una partida de emergencia para afrontar los tratamientos de las más de mil personas afectadas en Asturias, porque quien miró para otro lado ahora tiene que responder. Es hora de poner soluciones sobre la mesa».

El representante de la formación morada asturiana, la eurodiputada asturiana Tania González y el portavoz municipal de Xixón Sí Puede, Mario Suárez, se encuentran este martes y miércoles en la capital europea acompañando a una treintena de personas, siete de ellas asturianas, afectadas por el fraude de la cadena de clínicas odontológicas. La europarlamentaria avilesina informó de que «nos hemos reunido con gente de la Unidad de Protección de los Derechos del Consumidor de la Unión Europea, que se ha escandalizado por la magnitud del caso, con más de medio millón de personas afectadas, y hemos iniciado conversaciones para tramitar una queja formal con el fin de que la UE pueda investigar de qué manera se han vulnerado los derechos de los consumidores y ha habido irregularidades en los procedimientos».

Por su parte, Mario Suárez, apuntó que «desde el Ayuntamiento gijonés hemos mostrado todo nuestro apoyo, con una declaración institucional de todos los grupos municipales, pero eso no es suficiente, la Administración local no tiene capacidad y nos encontramos con personas con un gran sufrimiento y una gran desesperación a las que todo el mundo les dice que tienen razón, pero nadie les da una solución». Añadió que «no es complicado articular partidas presupuestarias para iniciar los tratamientos necesarios y para apoyarles judicialmente en esta situación».

La gijonesa Mónica Merino, presidenta del colectivo que reúne a las personas damnificadas en Asturies, recalcó que «a nivel nacional somos muchísimas las personas afectadas y el sufrimiento que tenemos es constante. No podemos esperar, por eso hemos trasladado nuestra denuncia a Bruselas, para ver si desde aquí pueden hacer algo por nosotros, porque estamos desesperados». Detalló que «hay gente que sigue a día de hoy con infecciones en la boca, sin dientes, sin poder comer, y con enfermedades psicológicas derivadas de ello, como ansiedad o depresión. Necesitamos ser atendidos urgentemente».