Daniel Ripa y Ángela Vallina, tras reunirse con la sección sindical de CCOO en la entidad financiera, han mostrado su apoyo y solidaridad hacia una plantilla pendiente de un ERE y que en Asturies afectará a 64 trabajadores de un total de 300

Junto con IU hemos querido mostrar nuestro total apoyo y solidaridad con la plantilla del BBVA, afectada por un ERE con el que la entidad financiera pretende despedir a 64 de sus 301 empleados y empleadas en Asturies. Daniel Ripa y Ángela Vallina, han dado una rueda de prensa con representantes de la sección sindical de CCOO en el BBVA, tras mantener una reunión previa. En la misma han calificado esta situación de “indecente y un escándalo”, puesto que según han afirmado este despido está promovido por el segundo directivo con el sueldo más alto de todas las entidades financieras privadas del Estado.

Ambas organizaciones políticas, hemos criticado la forma de actuar de las entidades bancarias con sus trabajadores después de que “han sido inyectadas con decenas de miles de millones públicos y con beneficios incuestionables. Ahora, pretenden hacer una reconversión cargando a las arcas públicas unos despidos injustificados mediante prejubilaciones que deberán asumir las arcas públicas”. “No puede ser que tras ganar 1200 millones entre enero y marzo de 2020 y repartir 533 millones en dividendos, el BBVA pretenda despedir ahora 3798 empleados y empleadas. No tiene un pase”.

“Es un escándalo” y, por lo tanto, el Gobierno “debe tomar medidas y poner orden en el sistema financiero español”. Además, según Ripa y Vallina “no estamos ante un conflicto laboral, sino ante una tendencia laboral. No solo estamos ante el ERE del BBVA, sino que estamos hablando de que los despidos en la banca en Asturies pueden llegar hasta las 300 personas”. También han alertado de que el modelo de recortes de empleo, “supondrá una merma en la calidad del servicio, amén de los casi 4.000 empleos que se van a perder en toda España, al tiempo que se incrementan los sueldos de los directivos y se reparten dividendos entre los accionistas”.

Por último, Roberto González y Eugenia Pérez, representantes de CCOO en el BBVA, han asegurado que los despidos “no tienen ninguna justificación, puesto que la entidad financiera es solvente, está presentando beneficios millonarios y justifica su ERE, entre otras causas, en que los tres primeros trimestres de 2020, en plena pandemia, hubo un descenso de beneficios». González y Pérez también han destacado “la deshumanización que se pretende imponer en el modelo bancario, que está rompiendo, además, el contacto directo entre los trabajadores con los clientes, a los que se les condena, lo deseen o no, a un modelo digital”.