Nuestro Grupo Parlamentario ha propuesto al resto de grupos políticos, con representación en el Parlamento asturiano, firmar una declaración institucional para condenar este tipo de agresiones

La violencia de la ultraderecha, espoleada por los discursos de odio de diversos agentes políticos y mediáticos, se está convirtiendo en una constante, tanto en España como en muchos otros países. El peligro del terrorismo de extrema derecha quedó claro con el asalto de los partidarios de Donald Trump al Capitolio, así como con incontables asesinatos y ataques a militantes y organizaciones sociales a lo largo de todo el mundo.

En España, en las últimas semanas, se ha incrementado esta dinámica con ataques y actos vandálicos contra entidades como la asociación LGTBI Cogam en Madrid, o la Asociación de Vecinos Dr. Fleming en Coslada, así como el atentado contra la sede de Podemos en Cartagena, atacada con material explosivo. En Asturies, ya son varios los actos y ruedas de prensa de Podemos interrumpidos por la ultraderecha, y se acumulan las acciones violentas contra las sedes. Así, el 3 de abril la sede de Xixón, un día después del atentado contra la sede de Cartagena, amaneció con amenazas de la ultraderecha. Además, hay que recordar que no es la primera vez que la sede de Xixón es atacada. Por otro lado, ayer martes 8 de abril, en nuestra sede de Uviéu, un individuo insultó y amenazó a la portavoz del Consejo Ciudadano d’Asturies, Cristina Tuero. Todos y cada uno de estos ataques son inadmisibles.

En ese sentido, esta creciente espiral de la ultraderecha se alimenta de los discursos de los partidos y colectivos que fomentan el odio y la intolerancia, pero también crece cuando se blanquean sus acciones o se normalizan planteamientos xenófobos, machistas, racistas o negacionistas. No podemos olvidar que el clima de impunidad del que disfrutan los partidos y organizaciones ultraderechistas también alienta sus acciones, que serán cada vez más violentas si no hay una reacción contundente del Estado de Derecho, de las diferentes instituciones y de la sociedad.

Como se ha podido comprobar con los mandatos de Trump o Bolsonaro, la ultraderecha amenaza a los mismos cimientos del sistema democrático, en tanto que rechazan la pluralidad y diversidad que caracteriza a las sociedades contemporáneas.

Por todo ello, desde Podemos Asturies condenamos los ataques ultraderechistas y los discursos de odio que los alientan, y se reafirma en la defensa de los valores democráticos de pluralidad y tolerancia. Y por estos motivos, hemos propuesto al resto de formaciones políticas con representación en el Parlamento asturiano una declaración institucional para condenar estos ataques y que esperamos que reciba el consenso de la Cámara asturiana.