Emilio León, portavoz parlamentario de Podemos Asturies en la Xunta Xeneral, agradeció este miércoles la labor de los servicios de extinción, así como de todas aquellas personas que se involucraron día y noche en el control de la última oleada de incendios.

La Puela d’Allande (Foto d’Acebo Rodríguez)

“Las soluciones tienen que escribirse en el BOPA, deben ser soluciones de verdad y no panfletos como los que hemos visto recientemente, que lejos de resolver los problemas del campo asturiano, lo que hacen es contribuir a generar un ambiente y un sentimiento de impunidad en el conjunto del ámbito rural”, aseveró.

León criticó que “se haya reducido el presupuesto, se hayan dado partidas insignificantes a la prevención y que no se haya realizado la inversión que corresponde en el monte”; añadió que, frente a esta situación, “muchos representantes no han estado a la altura”, y apostó por “evitar todo tipo de criminalización, especialmente hacia los ganaderos y ganaderas, que son los más perjudicados, además de ser los más interesados en que se conserven nuestros recursos naturales y en que se proteja nuestro medio ambiente”.

En ese sentido, explicó que “la identificación entre unos pocos incendiarios con el colectivo de ganaderos y ganaderas nos parece una mecha que puede incendiar más casos, algo especialmente preocupante”.

Mayi Colubi, miembro del área de Equilibrio Territorial y Mundo Rural de Podemos Asturies, pidió una reflexión sobre un dato: “el año pasado se quemaron en toda Asturies durante todo el año 1544,48 hectáreas; este año, en tres días y en un solo incendio en el Occidente, más de 600 hectáreas.

La diputada Paula Valero incidió en “la indignación de la gente” y exigió “inversiones en prevención, en suficientes infraestructuras y ordenación del territorio, y dotaciones para que la gestión de nuestros montes impida que esto vuelva a ocurrir”.