«Con esta ayuda queremos respaldar una lucha en la que la sociedad civil, las asociaciones, van muy por delante de la Administración asturiana, que no reaccionó ni con normas ni con presupuestos, a pesar de que la avispa asiática entró ya en 2014». Con esas palabras justificó Andrés Fernández Vilanova la concesión del premio de mil euros con cargo a la línea Doce Lluches, de Proyecto Asturies, que el diputado por la circunscripción occidental y la responsable de Equilibrio Territorial, Medioambiental y Mundo Rural del Consejo Ciudadano de Podemos Asturies, Mayi Colubi, entregaron este martes en Barcia a la Asociación Antivelutina del Occidente de Asturias.

El diputado y Mayi Colubi entregaron a la Asociación Antivelutina del Occidente el premio Doce Lluches de Proyecto Asturies

El parlamentario de la Junta General lamentó que «la apicultura y las abejas son las hermanas pobres del campo y en gran medida es por el desdén o por el descubierto por parte de la Administración autonómica». Respecto a la plaga de vespa velutina, afeó al Ejecutivo de Javier Fernández que «el protocolo que necesitaban las asociaciones, los particulares y los ayuntamientos para combatir la avispa asiática con tramperos no fue firmado por el Gobierno asturiano hasta este mes, y fue a base de pelear las asociaciones para hacer ver a la Consejería que había que empezar estas campañas de trampeo. Es penoso, porque sólo había que firmar un papel, una norma, no tenía coste alguno».

Asimismo, constata que a la hora de aportar recursos económicos el Gobierno «también se está mostrando bastante zángano, porque en los anteriores presupuestos ya insistimos en que debería haber una partida y la cantidad que se presupuestó en 2017 fue prácticamente nula. Y en situación de prórroga presupuestaria, el Gobierno intentó escudarse en ello, pero a la hora de la verdad, cuando se estaba discutiendo la ampliación de crédito, tampoco iba a destinar más recursos a combatir a la avispa asiática». Desde el Grupo Parlamentario de Podemos Asturies, recuerda, «insistimos y ahora sí se van a destinar 60.000 euros, que sigue pareciéndonos una cantidad escasa».

Andrés Vilanova considera que para combatir esa especie invasora es «muy importante la actividad que desarrollan las asociaciones, los particulares y los productores. Y creemos que una ayuda como la de Doce Lluches va a sumar en esta pelea contra la avispa asiática en la que tiene que estar involucrada toda la sociedad. La colaboración ciudadana va a ser fundamental en cuestiones como el trampeo, que es como se controla esta invasión».

Por su parte, Jonathan Suárez, presidente de la Asociación Antivelutina del Occidente de Asturias, manifestó que «estamos muy contentos, esta ayuda nos viene genial para la campaña de trampeo y de verano. Partíamos de cero, como quien dice, con la ayuda de los socios, y esto nos viene de perlas». La temporada, añade, «se presenta fuerte, porque el año pasado hubo bastantes nidos en el concejo de Valdés y sabemos que cada nido se multiplica por cinco o seis al año siguiente. A partir de agosto o setiembre será cuando empiecen a aparecer ya los nidos secundarios y el trago gordo». Con todo, «tenemos esperanzas de colocar unas 900 trampas. Solicitamos un atrayente comercial al Ayuntamiento de Valdés y tenemos unas sesenta garrafas para cubrir las necesidades en todo el territorio».

El representante del colectivo se quejó de que están ante un problema que las administraciones «todavía se lo toman medio en serio. Esto debería haberse atajado hace tres o cuatro años, incluso antes de que empezara a haberla en Asturias, debería haberse previsto que la avispa iba a llegar». Ahora, concluye, «ya no hay marcha atrás, por mucho que hagamos podremos controlarla, pero no vamos a tener manera de acabar con ella».
Proyecto Asturies y Doce Lluches se financian con el excedente salarial de las diputadas y diputados del Grupo Parlamentario de Podemos Asturies, que tienen un límite equivalente a tres veces el Salario Mínimo Interprofesional de 2015 (1.950 euros mensuales). El objetivo de Doce Lluches es favorecer y apoyar a organizaciones, colectivos o plataformas sin ánimo de lucro del territorio asturiano dando respuesta directa a situaciones concretas de especial necesidad que requieran de una solución rápida. Hasta 12.000 euros anuales se entregan por esta convocatoria, que se complementa con las dos convocatorias generales de proyectos sociales que Proyecto Asturies impulsa semestralmente bajo el nombre Construyendo Futuro.