El diputáu va pidir al conseyeru de Sanidá nel plenu d’esti xuexes «que dea marcha atrás y que salvaguarde a tolos colectivos»

«El cambiu de condiciones en metá de la oposición de Medicina de Familia que plantea la Conseyería ye una maniobra intolerable que provoca un desbaraxuste que mesmamente pon en peligru’l bon funcionamientu de l’Atención Primaria n’Asturies», denuncia Andrés Fernández Vilanova. El portavoz de temes de salú del Grupu Parlamentariu de Podemos Asturies considera que «esti cambiu sescude les espectatives tanto de la xente aspirante, que contaba con otru tipu de destinos, como de muncha xente del SAC que nun se presentó y decidió esperar una Oferta Pública d’Empléu (OPE) específica, que taba prometida».

El parlamentariu de la formación morada señala que’l Serviciu de Salú del Principáu «argumenta que nun tenía otres places, pero nin ye verdá nin hai xustificación pa esta maniobra; debieron avisar de que salíen o crear nueves places». Esto puede xenerar «un claru trestornu, tanto en términos de renuncies a plazas de quienes sí se presentaron a esta OPE, pola tomadura de pelo, como un agraviu de perda d’oportunidá pa quienes agora sostienen el SAC. Y puede ser impugnao, porque incumple acuerdos sindicales y declaraciones públiques del conseyeru». Alvierte de que «podríemos quedar ensin OPE nun momentu en que ye necesario captar profesionales en places fixes pa la rede d’Atención Primaria».

Por esi motivu, esplica Andrés Vilanova, nel plenu de la Xunta Xeneral d’esti xueves «vamos pidir al conseyeru que dea esplicaciones, pero sobre too que dea marcha atrás no propuesto y que salvaguarde a tolos colectivos, dalgo que pasa necesariamente por crear, por acuerdu del Conseyu de Gobiernu, places nueves d’Atención Primaria pa ofreceles envede les del SAC».