Una representación de Podemos Asturies visita las instalaciones de esta fundación que ayuda a la investigación del daño cerebral, para conocer de primera mano el día a día de sus usuarios y del personal laboral

 

Este miércoles hicimos entrega del galardón “12 lluches” de la línea de ayudas de Proyecto Asturies a la Fundación AINDACE, asociación sin ánimo de lucro que ayuda a la investigación del daño cerebral. En una visita a sus instalaciones, Daniel Ripa, junto a los portavoces de Podemos Asturies, Cristina Tuero y Fran Suárez, la portavoz de Somos Uviéu, Ana Taboada, y la responsable de la organización en la capital asturiana, Lluisa Nogueiro, pudieron conocer de primera mano el día de día de usuarios y del personal laboral, además de interesarse por cómo afrontaron los meses más duros durante la pandemia.

Juan Álvarez Barragan, presidente de la fundación hizo de anfitrión y explicó que entre los fines de esta entidad está la promoción sensibilización, concienciación y búsqueda de fondos para destinar a la investigación de las enfermedades cerebrales (Alzheimer, Parkinson, ELA, tumores, traumatismos, parálisis cerebral, anoxias, ictus, etc…) y el apoyo, ayuda, educación, orientación e información a las familias, entidades y “pacientes con discapacidad por lesiones y enfermedades cerebrales, así como ayuda en su posible rehabilitación y reintegración en la vida social”. Además, Álvarez Barragán explicó que uno de los principales problemas a los que tienen que enfrentarse es la información. “A las familias, cuando alguien les dice que, de repente, ha sufrido un traumatismo craneoencefálico con secuelas o le da un ictus, se quedan perplejas porque no saben cuál es la siguiente actuación. Ahí nosotros, a través de la trabajadora social, intentamos dar esa primera información para ir derivándoles a diferentes profesionales y centros especializados”.

También durante los meses del confinamiento por culpa de la pandemia “vivimos momentos durísimos. Tuvimos que suplir las terapias presenciales por las telemáticas con todo lo que eso conlleva para los y las pacientes. Pero, poco a poco, vamos retomando la normalidad”.

En cuanto a los 1000 euros del galardón “12 lluches”, el presidente de AINDACE señaló que “este premio es un reconocimiento a nuestra labor. No sólo el monto económico, que siempre es importante y siempre viene bien, también es un espaldarazo a la labor que hacemos y a sentirnos arropados. Nos alegra y nos motiva a seguir trabajando».

Por su parte, Daniel Ripa, destacó en su visita a la fundación que “con este “12 lluches queríamos reconocer a la Asturies que siembra con iniciativas que ayudan a crear un lugar mejor, un lugar que cuide mejor a la gente que más lo necesite y que llena vacíos donde a veces las administraciones no llegan porque, o bien no quieren, o bien no pueden o van tarde”. Además, reconoció que “las primeras personas que reaccionan, que se asocian, que buscan colaborar, muchas veces son entidades como AINDACE que surgen precisamente de personas que conocen de primera mano la situación de los daños por problemas cerebrales y que se movilizan para impulsar estos proyectos”.

Por otro lado, Ripa recordó que desde que Podemos Asturies entró en las instituciones “tenemos nuestros sueldos vinculados a 2 salarios mínimos interprofesionales y el resto lo devolvemos a la sociedad a través de proyectos sociales”. Y, en ese sentido señaló que durante la pandemia “hemos visto que teníamos representantes públicos que no se bajaban ni un euro el sueldo en un momento de muchísima angustia social y nosotros dijimos, desde el principio, que queríamos hacer esa devolución con iniciativas que ayuden a mejorar Asturies. Esto es una muestra de a dónde va esa renuncia salarial que, a día de hoy, solo están haciendo los diputados de Podemos».