Podemos Asturies ha mostrado su apoyo este jueves al colectivo de ‘riders’ de reparto a domicilio, quienes han llevado sus reivindicaciones tanto fuera como dentro del Parlamento asturiano, donde a primera hora se concentraban y posteriormente han realizado un ‘delivery” -entrega- de un pedido en forma de peticiones a los grupos políticos.

Según el diputado Daniel Ripa, el sector de los repartidores a domicilio está convirtiéndose en el “laboratorio de la precarización del mercado laboral” y, en ese sentido, ha reclamado a las empresas del sector -como GLovo o Just Eat- que cumplan “de manera inmediata con la legislación vigente”.

Desde la formación morada han querido denunciar las condiciones de trabajo “de estas personas que, desde hace un año que se aprobó la ley, deberían haber pasado a formar parte de la empresa y a día de hoy siguen siendo falsos autónomos”. Además, el diputado morado ha alertado de la “represión sindical” que está sufriendo el colectivo.

Por estos motivos, Ripa ha pedido a la Inspección de Trabajo que “tome cartas en el asunto para acabar con esta anomalía”.

Por su parte, los trabajadores han reclamado que, tras la aprobación de la reforma laboral en 2021, se tiene que garantizar la conversión de los falsos autónomos en empleados indefinidos y asegurar la permanencia de los actuales trabajadores en el proceso de laborización. También han pedido unos salarios dignos, puesto que muchos de ellos han empeorado sus retribuciones. Y al mismo tiempo, han denunciado falta de transparencia en el control del trabajo e impunidad en las violaciones de la legislación laboral y la normativa de prevención de riesgos laborales.